• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Nuevos jueces de American Idol tienen el reto de sumar audiencia

Jurado de American Idol junto a su conductor, Ryan Seacrest

Jurado de American Idol junto a su conductor, Ryan Seacrest

En esta edición Mariah Carey, Nicki Minaj y Keith Urban son parte del programa cazatalentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sobrepuesto a la salida de Jennifer López y Steven Tyler, American Idol regresará el jueves con nuevo jurado, esta vez integrado por Mariah Carey, Nicki Minaj y Keith Urban, quienes junto con Randy Jackson serán los responsables de guiar a la audiencia que desde hace once años elige con sus votos a un nuevo ídolo musical.

La duodécima edición del programa conducido por Ryan Seacrest –renovó su contrato por dos años más– ha llamado la atención de la prensa, pues tiene el reto de mantener a la audiencia y defender su sitial como el show más visto de la televisión estadounidense. Los críticos aseguran que, si bien aún maneja altos índices de rating, el espacio va en constante picada.

Para hacerle frente a los concursos similares que han surgido debido a la fama de American Idol, los productores decidieron refrescar un poco las dinámicas hasta ahora empleadas. Por ejemplo, en las audiciones que realizan en las principales capitales de Estados Unidos las mujeres y los hombres fueron separados. También se incorporó la modalidad del Small Town Audition Bus Tour, que recorrió diez ciudades del país como un escenario ambulante al que podían acercarse los que desearan participar.
Igualmente, se adoptó la modalidad Nomina a un Ídolo, que le permite a los familiares y amigos de un cantante aficionado postularlo a la competencia. Esto se hace a través de un video que es grabado en secreto, sin que la persona involucrada lo sepa.

En el primer episodio se verán las audiciones realizadas en Nueva York y según medios estadounidenses fue visto por 17,93 millones de espectadores.

Edición controversial. Críticos de Estados Unidos señalan que uno de los ganchos de esta temporada de American Idol son las disputas que se han visto entre los jueces. Por ejemplo, en el primer capítulo Nicki Minaj llama “zorra” a Mariah Carey, Keith Urban derramó un vaso de refresco encima de la rapera y ésta ha simulado que quiere ahorcar a la intérprete de Hero.

La prensa ha descrito a Mariah Carey como una juez humana, a Minaj la definen como la posible sorpresa de la temporada, mientras que de Urban y Jackson poco comentan.

“Creo que hay una renovación de American Idol cada dos años y lo que estamos viendo ahora es que este jurado renovó el programa”, dijo Mike Darnell, presidente de entretenimiento alternativo en Fox.

Aunado con las peleas entre Minaj y Carey, este año al espacio ha tenido que hacerle frente a otra controversia, pues fue demandado por nueve ex concursantes por discriminación. El abogado James H. Freeman fue el encargado de entablar la demanda y declaró a TMZ que inició una investigación porque comprobó que los productores sólo descalificaron ante el público a integrantes de piel oscura desde la primera temporada.
El abogado acudió a la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Nueva York, donde expuso la situación. La carta presentada fue firmada por Corey Clark y

Jaered Andrews, de la segunda temporada; Donnie Williams, de la tercera; Terrell Brittenum y Derrell Brittenum, de la quinta; Thomas Daniels y Akron Watson, de la sexta; Joyner Ju’Not, de la octava, y Chris Golightly, de la novena.

Habrá que esperar la sentencia del tribunal puesto que Ruben Studdard, Fantasia Barrino y Jordin Sparks, todos de piel oscura, han sido ganadores del programa.
En medio de todo lo escandaloso, un joven de origen cubano y tartamudo de nombre Lázaro Arbos logró conmover al jurado. El cantante, de 21 años de edad, se presentó ante el jurado con muchas dificultades para hablar pero cuando interpretó “Bridge Over Troubled Water” lo hizo de manera fluida y con excelente entonación. Luce como uno de los favoritos de pasar a rondas futuras.