• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Noemí Márquez eleva el barro hacia el cielo

"Deseo que mis obras muevan a los sentimientos más bellos y puros", expresa la ceramista | Foto MANUEL SARDÁ

"Deseo que mis obras muevan a los sentimientos más bellos y puros", expresa la ceramista | Foto MANUEL SARDÁ

La ceramista inaugura una exposición en la galería D’Museo, en la que se destacan las piezas de gran formato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La inconformidad y la obsesión por los pequeños detalles mantienen a Noemí Márquez durante horas en el taller. Ninguna pieza sale de allí sin antes contar con su aprobación por completo. Ella es afanosa, delicada con sus obras, así sea que trabaje esculturas de barro de la altura de una palmera.

El 31 de diciembre cumple 80 años de edad, pero para la ceramista no hay retiro ni descanso. El barro y el torno son parte esencial de su vida, no en vano les ha dedicado más de cuatro décadas. Por eso, el lunes —cuando apenas faltaban días para la inauguración de la exposición La tierra convoca en la galería D’Museo— la artista valenciana aún seguía creando esculturas para la muestra.  

“Los galeristas me decían que con lo que tenían era suficiente, pero yo sabía que algo faltaba, sobre todo en el grupo de obras de gran altura. Necesitaba una mediana que contrastara con el resto. Así que me puse a trabajar como loca, mañana, tarde y noche, utilicé secadores y hace poco saqué la última quema, lo logré y creo que salió bastante bien”, dice risueña la artista graduada en la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas, especialidad en cerámica, en 1975.

Para Márquez las esculturas que presenta son como piedras rituales, así como el monumento megalítico de Stonehenge en Inglaterra o como los tótems, aunque ella no pretende otorgarles ninguna simbología religiosa. “Lo que deseo es que mis piezas le inyecten una fuerza espiritual a las personas cuando estén frente a ellas, que les muevan los sentimientos más bellos y puros. Por eso las elevo al cielo. Hay gente que me ha dicho que se ha abrazado a una de mis obras y que ha llorado, porque la sensibilidad de cada quien es muy distinta. Algunos se emocionan y te lo expresan, así como también hay otros a los que les puede gustar pero no hablan”, señala.

Ninguna de las piezas de la ceramista es completamente lisa: tienen signos como flechas, espirales y cruces. Aunque pueden asociarse con la simbología indígena, para la autora no son más que marcas para vestir la obra. “Mi intención es darle personalidad a cada una para que se diferencie de las otras. Sin embargo, en conjunto las personas pueden reconocer que provienen de las mismas manos, las de Noemí Márquez. Por eso son signos sencillos”, expresa quien también es una de las fundadoras de la Asociación Venezolana de las Artes del Fuego.

 

La tierra convoca

Galería D’Museo. Centro de Arte Los Galpones, Los Chorros

Inauguración: domingo, 11:00 am

Horario: martes a sábado, de 11:00 am a 7:00 pm; domingo de 11:00 am a 4:00 pm

Entrada libre