• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

De Niro y Stallone se irán a los puños

La cinta de Peter Segal se estrenará en el país a finales de febrero | Foto EFE

La cinta de Peter Segal se estrenará en el país a finales de febrero | Foto EFE

Los actores se suben al cuadrilátero tres décadas después de su primera experiencia como pugilistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Robert De Niro vuelve al ring. También Sylvester Stallone. Y esta vez lo hacen juntos. La cinta de Peter Segal Grudge Match, que se estrenará en Venezuela a finales del mes que viene, es la excusa que reunió a los mitos del cine en un cuadrilátero de boxeo, un espacio que les ha dado grandes éxitos.

“Yo soy como soy hoy gracias a lo que fui y me considero muy afortunado porque después de 30 años todavía seguimos aquí”, dijo De Niro en una entrevista con motivo de la presentación de la película, en la que ambos interpretan a boxeadores retirados.

Stallone no ha logrado repetir el éxito que logró con el papel de Rocky Balboa, que lo hizo mundialmente conocido en 1976. Ese año se estrenó el primer filme de la saga, que incluso le valió -en 1977- sus únicas nominaciones al Oscar hasta la fecha, en las categorías de Mejor Actor y Mejor Guión Original.

El legendario Robert De Niro también lleva tiempo sin obtener reconocimientos como los que le trajo su interpretación de un pugilista en Raging Bull (1980), que le ganó su segunda estatuilla dorada por el papel de Jake La Motta, un boxeador autodestructivo.

De Niro y Stallone afrontan de nuevo al reto de subirse a un ring 30 años después, sin ser los mismos que en el pasado revivieron el fervor por el boxeo en la gran pantalla. Sin embargo, De Niro tenía claro que Stallone debía participar en Grudge Match. “Desde el principio supe que Sylvester Stallone tenía que aparecer en esta película para que valiera la pena”, expresó.

El eterno “Semental italiano” también se muestra encantado con el largometraje: “Es como casarte con tu mujer por séptima vez, es maravilloso. Has estado ahí pero todavía tienes la frescura suficiente, es extraordinario”.

Los actores no son tan jóvenes ni tan fuertes como hace décadas, cuando rompieron a puñetazos las taquillas de la gran pantalla, pero ahora cuentan con una experiencia que les permite representar otro tipo de papeles. El filme recrea en un tono cómico los fracasos y aspiraciones de dos boxeadores retirados. Stallone encarna a Razor, con problemas económicos y un pasado que no ha conseguido dejar atrás, mientras que De Niro da vida al orgulloso The Kid, que detrás de su altivez también tiene asuntos pendientes por resolver.