• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Soy un niño que se porta bien”

Román Cámara estudió cuatro años en Estados Unidos / Cortesía MTV

Román Cámara estudió cuatro años en Estados Unidos / Cortesía MTV

Román Cámara interpreta a Ramón en Niñas Mal 2. La producción de MTV es la primera experiencia en la actuación para el nieto de Víctor Cámara, que vive en México desde hace 10 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Román Cámara es una persona de pocas palabras. Tiene 21 años de edad y más de una década residenciado en México, donde se formó en la escuela de Televisa por sugerencia de su abuelo, el actor Víctor Cámara.

La segunda parte de Niñas Mal, la serie de MTV, le dio al joven actor la primera oportunidad frente a las cámaras. Allí interpreta a Ramón, un competitivo nadador que cambiará radicalmente.

Por teléfono, Cámara asegura que el oficio de su abuelo no influyó en su decisión de actuar, pero sí le gustaría tener una carrera como la de él y ser reconocido en todo el continente.

—¿Cómo describe a Ramón?

—Es un niño que vive en una burbuja, cree que es el único que hace lo correcto y que los demás están equivocados. Es de la alta sociedad y muy bien educado, un joven muy inocente que además es virgen. Cuando su novia entra en la casa de la Maca, comienzan a meterle cosas en la cabeza y ella empieza a cambiar, lo que causa conflictos entre ellos. Él mismo empieza a tener problemas de personalidad, de sexualidad. Ramón también es muy competitivo y hace todo por ser el mejor.

—¿Y usted es un "niño mal" en la vida real?

—Mi personaje comienza siendo un pan de Dios, muy educado y termina siendo todo lo contrario. Va de un extremo a otro. Yo, en cambio, soy un niño que se porta bien, juicioso.

—¿No le asusta que su primer trabajo se transmita en toda América Latina?

—No, ¡mejor!, así tendré críticas de todos lados para poder mejorar. Me parece bueno, me da mucho gusto porque no ha sido fácil encontrar esta oportunidad. He estado haciendo muchísimas audiciones y ya me tocaba.

—¿Ser nieto de Víctor Cámara influyó en su decisión de ser actor?

—Desde pequeño quería actuar, pero no porque nadie me dijera que lo hiciera. Yo era el que insistía. Mi abuelo se iba a trabajar y siempre lo quería acompañar. Él me decía: "Tienes que ir al colegio", pero había días en los que supuestamente me llevaba a clases y terminábamos en el canal con la condición de que no le dijera a nadie. En una época de mi vida sí estuve deslindado de la actuación. Sin embargo, cuando tenía 12 años de edad nos mudamos a México y mi mamá vivía preocupada porque yo sólo pensaba en que iba a estar más cerca de Hollywood.

—¿Aceptaría si le proponen actuar en Venezuela?

—Sí lo haría. De hecho, ahora mi abuelo está haciendo una novela allá y me dice que está tranquilo. Una de mis exigencias, sin embargo, sería que el pago no fuera en moneda venezolana. Aceptaría, pero no me iría solo.

—¿Le gustaría ser un galán de telenovelas como su abuelo?

—Me encantaría tener una carrera como la de mi abuelo, aunque en otros ámbitos porque él se desarrolló en las novelas. Claro que me gustaría alcanzar ese reconocimiento y superarlo, incluso, porque sería un orgullo para él. Tenemos la misma esencia, me parezco a él en muchas cosas.

—¿Por ejemplo?

—En su forma de ser y de tratar a las personas. También en la manera de hablar, en su energía.


Niñas Mal 2

MTV

Lunes a viernes, 8:30 pm