• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Muu Blanco muestra parte de su hábitat en el arte

Muu Blanco | Foto: Manuel Sardá

Muu Blanco | Foto: Manuel Sardá

El artista presenta una instalación en la que confluyen cuadros, un video, sonidos y un ensamblaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muu Blanco considera que la casa es mucho más que un hogar, es una metáfora del país. Aunque tiene residencia propia, el creador construyó una nueva a fuerza de paneles blancos en la galería Carmen Araujo Arte. En ese lugar improvisado mostrará las obras que integran la exposición Inthahouse. La vivienda la creó por sugerencia de Gerardo Zavarce, el curador de la muestra que será inaugurada el domingo y que reúne instalación, video, pintura y arte sonoro bajo un mismo techo.

La casa es una especie de metáfora del país en el que el ganador del Salón Pirelli habita desde 1966, el año de su nacimiento. Allí exhibe una serie de pinturas abstractas cuya base son las carátulas de los discos de los años ochenta y noventa que marcaron su carrera como DJ y artista sonoro. “En realidad empecé dibujando y pintando, en el año 1989; lo hice durante cinco años o más. Tenía más de dos décadas que no trabajaba con pintura y la retomé porque es algo natural para mí, me da la oportunidad de hacer un trabajo de investigación nuevo”, indica Blanco.

El creador le dio vueltas a la idea de pintar la música que lo influenció, pero en el proceso de crear los cuadros se dio cuenta de que más que enfrentarse a la tela y a los pigmentos, lo que le interesaba era la idea de hacer una obra para después deshacerla. De allí nació paradójicamente otra obra: un video que documenta el proceso de realización de las piezas, proyectado a la inversa, en el cual da la impresión de que el artista borra todo lo que ha trazado en sus lienzos. “En realidad despintar me parece más interesante que pintar”, dice.

Mientras organiza las 40 pinturas, que a la postre conservó y colgará en las paredes de la galería, Blanco se toma una pausa para comentar que el pintor alemán Gerhard Richter es una gran influencia en su obra actual. “Me interesa mostrar el caos en la pintura. En cada cuadro hay hasta cuatro piezas diferentes, capa sobre capa. Lo que hice fue pasar de algo concreto que quería realizar a una anarquía y a documentar algo concreto”.

Esa noción de caos también está presente en una pieza tridimensional, que en realidad es el primer objeto que el espectador ve cuando entra en la casa de Muu. Es un ensamblaje de su serie Modernidad anacrónica, que el artista define como una colección híbrida de objetos. En esta ocasión partió del libro Venezuela de Luis Alberto Crespo, publicado por Armitano Editores, para crear una pila con elementos aparentemente inconexos. Hay desde postales del Checkpoint Charlie –una de las fronteras del Muro de Berlín– hasta figuras de elefantes, cochinos y búhos. Blanco también usó fragmentos de obras de otros artistas, como Marco Montiel-Soto y Déborah Castillo, y una cámara fotográfica. En la cúspide colocó una muñeca con un pancito debajo del brazo.

El telón de fondo de las pinturas, los videos y el ensamblaje es la pieza de arte sonoro Nueva poética venezolana, una grabación de sonidos de la ciudad y un concierto de flauta improvisada que realizó junto con el músico Manuel Rangel. “Intercalo los ruidos del entorno, del Ávila, la carretera, los tiros y los ladridos con la música que hace el flautista a través de fragmentos de piezas académicas”. En el arte, el sonido es una manera de delimitar territorios.

 

Inthahouse

Inauguración: domingo, 11:00 am

Galería Carmen Araujo Arte, Hacienda La Trinidad Parque Cultural, calle Rafael Rangel Sur, Sorocaima

Horario: martes a sábado, de 10:00 am a 6:00 pm

Entrada libre