• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Músicos escriben letras para un país en crisis

Henry Ollarves, Yordano y Horacio Blanco | Fotos Archivo el Nacional

Henry Ollarves, Yordano y Horacio Blanco | Fotos Archivo el Nacional

Artistas critican la represión contra las manifestaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Si en veinte años la gente escucha la música de ahora, pensarán que Venezuela estaba perfecta”, dice Henry Ollarves, cantante y guitarrista de Bioshaft, que no disimula su incomodidad ante la pasividad que muestran otras agrupaciones frente a la crisis que atraviesa el país.

Su banda estrenó la semana pasada “Sr. Desgracia”, escrita por el músico poco después del desalojo en mayo de los campamentos de estudiantes que protestaban contra el gobierno.

“Hay una tierra sin futuro/ cuando sus hijos corren y saltan/ Esquivando las balas de rabia, esquivando el grito de la parca”, dice una de las estrofas de una canción que parece una secuela de “Peso Sobre Un Venezolano (PSUV)”, que lanzaron hace casi un año.

Bioshaft ha sido una de las más activas con sus denuncias y seguirá haciéndolas. Actualmente prepara “Repéleme”, una advertencia a quienes lanzan lacrimógenas y perdigones.  

“Las mayorías de las bandas en Venezuela están cantando sobre playa, amor, universidad, fiesta y birras, pero acá hay una inmensa cantidad de problemas que nos afectan a todos. Seguir en esa línea me parece una estupidez. Va en contra de lo que creemos que es el rock”, asegura Ollarves, de 23 años de edad, quien cursa en la universidad Estudios Liberales.

La intensificación de las protestas a partir del 12 de febrero también impulsó a Yordano a expresar su descontento con guitarra y voz. “Las palabras al fin se convirtieron en plomo/ Las escupen con fuego y con gas del bueno/ Subieron las cuotas de esbirros y balas/ Siguen la juerga, y aquí no queda nada”, canta el artista en las primeras líneas de “Manifiesto”, como también se llamará su próximo disco, del que también se puede escuchar en la web “Quiero vivir” y “Un gran adiós”.

"Es muy fuerte lo que ha pasado en los últimos meses. Y no me refiero solo a lo que ha ocurrido desde el 12 de febrero hasta hoy. Esto es el reflejo de lo que veo. Pasan cosas y uno las convierte en canción. Es lo que sé hacer", dijo en mayo a El Nacional el cantautor de 62 años de edad. 

Las alusiones a los problemas de Venezuela no son nuevas en el cantautor. Hace más de 20 años fue célebre “Por estas calles”, un retrato con acordes de un país obstinado de la delincuencia y la corrupción que Famasloop versionó en su disco La quema.

A finales de julio Candy 66 subió a su canal en Youtube el video de “No más violencia”, en el que Jean de Oliveira canta sobre un país dominado por el miedo. “Que no caigan más/ esto debe parar porque nos están matando”, pide a mitad de la pieza.  

“El tema surge durante los problemas que hubo a principios de año. Pensamos que teníamos que aportar algo. Es solo un grano de arena, pero sabemos que no llega. El rock no es un género masivo en el público venezolano”, afirma el también guitarrista.


Con vigencia. “Llora por un dólar” es el más reciente sencillo de Los contrarios, el álbum que editó Desorden Público en 2011. “Está muy vigente dada la realidad económica. Pareciera que tiene más vigencia. Cada vez hay más razones para cantarse”, expresa Horacio Blanco, quien considera que están equivocados los que piensan que la banda ha dejado de ser contestataria.

“Hay quienes son mas radicales y tratan de exigirnos que seamos voceros de determinado movimiento político. Desorden Público no es militante de ningún partido. Jamás lo seremos. Nunca hemos sido una banda 100% política”, afirma el artista, que invita a escuchar temas como “El poder emborracha” y “Los contrarios”, también de la mencionada producción de estudio.

Adelanta que trabajan en nuevas  nuevos temas como “Todo está muy normal”, “Los zombis están de moda”, “Se soltó la bestia” y “A mí me gusta el desorden”. Ésta última el grupo tiene previsto tocarla en los Premios Pepsi Music el 24 de septiembre.