• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Museo de Arte de Miami recibe millonaria donación de 300 obras de arte

Museo de Arte Pérez de Miami / www.miamiartmuseum.org/

Museo de Arte Pérez de Miami / www.miamiartmuseum.org/

Coleccionistas entregaron piezas de Simon Starling, Vito Acconci, John Baldessari, Walead Beshty, Ólafur Elíasson, Liam Gillick, Catherine Opie y Raymond Pettibon, entre otros muchos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una acaudalada pareja estadounidense donó cerca de 300 obras emergentes y experimentales al Museo de Arte de Miami, para que las incluya en su colección permanente de arte moderno y contemporáneo cuando reabra sus puertas a finales de año en una nueva y ambiciosa sede.

"Es nuestra manera de devolver a Miami todo lo bueno que nos ha dado y, así, contribuir a enriquecer el patrimonio artístico y cultural de esta comunidad que nos ha dado tanto", explicó hoy a Efe Dennis Scholl.

Este coleccionista de arte de 57 años es responsable, junto a su esposa Debra, de "gran parte de la colección que hemos ido reuniendo en los últimos 35 años" y que "hemos criado y mimado" como si de "nuestros hijos" se tratara.

Entre ellas hay obras de Simon Starling, Vito Acconci, John Baldessari, Walead Beshty, Ólafur Elíasson, Liam Gillick, Catherine Opie y Raymond Pettibon, entre otros muchos.

Para el director de museo, Thom Collins, el interés del matrimonio por trabajos experimentales y artistas emergentes "encaja perfectamente con nuestra propia sensibilidad".

De la misma opinión es el curador, Tobías Ostrander, quien dijo a Efe que esta aportación refuerza la vertiente más experimental de la colección permanente: "La nuestra es más moderna, pero no tan contemporánea" y entre las donaciones hay "mucho vídeo y mucha experimentación".

Estas obras estarán incorporadas a la colección una vez que el museo cierre su actual y modesta sede y reabra sus puertas en diciembre próximo como el Museo de Arte Pérez de Miami (PAMM, por su sigla en inglés), en una nueva sede diseñada por el laureado despacho suizo Herzog & de Meuron, con mucho más espacio de exposición.

El museo decidió añadir el apellido Pérez a su nombre cuando el empresario Jorge M. Pérez, uno de los grandes artífices de la revolución inmobiliaria que ha vivido Miami en los últimos años, donó 40 millones de dólares en obras y efectivo.

"Nos sentimos realmente inspirados por Pérez y nos preguntamos qué podríamos hacer nosotros. Resulta que teníamos una gran colección de arte, así que nos pareció la mejor idea", explicó Scholl, quien lleva viviendo en Miami casi 50 años.

Dice no sentir pena porque "vamos a poder disfrutar de ellas siempre que queramos. Son como nuestros hijos: han crecido y se van de casa, pero podemos verlos siempre que queramos".

El matrimonio espera inspirar a otros coleccionistas a ayudar a que Miami despegue como ciudad de referencia cultural y citó otros predecesores como Adrieene Arsht, que donó 30 millones de dólares en 2008 al centro de artes escénicas de Miami que ahora lleva su nombre, o Phillip y Patricia Frost, que en 2011 donaron 35 millones de dólares para la construcción del futuro Museo de la Ciencia de Miami, que también llevará su nombre.

"Miami está viviendo un estallido cultural sin precedentes. Este es un momento muy importante para la historia de nuestra comunidad", dijo Scholl, quien citó el emergente barrio de Wynwood como "el ejemplo perfecto de cómo el arte y la cultura pueden hacer vibrar a una comunidad".

El también vicepresidente de la Fundación Knight tiene "especial sensibilidad" por el arte emergente porque "cuanto más tiempo dedicas a coleccionar, más aprendes a valorar la belleza de las ideas".

Un repaso por las obras donadas refleja la predilección de la pareja por las instalaciones de gran tamaño, el vídeo como formato y el arte local, capaz de mostrar la diversidad cultural de Miami.

Entre las obras destaca la primera animación de vídeo realizada por el estadounidense Raymond Pettibon a partir de sus clásicos dibujos de estilo cómic, una enorme vídeoinstalación del neerlandés Aernout Mik o dos piezas arquitectónicas del británico Liam Gillick, hechas a base de plexiglás de colores y estructuras metálicas.

"Nuestra colección es muy personal. Siempre hemos adquirido obras que representan una nueva dimensión de cómo se hace arte", reconoce Debra Scholl.

Ella encabeza Locust Projects, una institución artística que ofrece en Miami espacios para que los artistas puedan experimentar con su arte sin preocuparse de las presiones de las galerías. Su sede está en Wynwood, actual referente del arte alternativo en Florida.

"Your Perfect Lovers", una íntima instalación escultórica del danés Ólafur Elíasson, también pasará a integrar la colección del PAMM, así como una selección de veinte fotografías del estadounidense Zoe Strauss.

Ostrander explicó que aún no se ha terminado la valoración de las obras, aunque previsiblemente estará en torno a "algunos millones de dólares".

Al respecto, Scholl explicó que siendo arte tan nuevo sus precios varían muy rápidamente y "lo que hace unos años no valía mucho, hoy puede ser muy caro", y al contrario: "El valor está en los millones de dólares, pero aún no sabemos cuántos".