• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Musas reales los inspiran

El salsero boricua Víctor Manuelle | EFE

El salsero boricua Víctor Manuelle | EFE

Cantautores como Víctor Manuel, Mario Sandoval y Ana Torroja crean sus canciones basados en la vida cotidiana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cualquier persona podría ser una musa sin saberlo. Hablar de esos misteriosos seres podría remitir a las diosas, hijas de Zeus y Mnemosine, lo cierto es que para los cantantes no son más que personas especiales que se han cruzado en sus vidas.

Algunos artistas han revelado sus obras a quienes fueron su fuente de inspiración, otros celosamente guardan el secreto para conservar la magia contenida en cada canción.

En voz de Chayanne y del mismo autor Víctor Manuel se ha hecho patente una conmovedora historia narrada por el asturiano en su canción “Sólo pienso en ti”, escrita en 1978 que habla del amor entre Mariluz y Antonio, quienes desde entonces y hasta hoy viven en una residencia para discapacitados psíquicos.

“Yo les conocí algunos años más tarde, pero ya sabían que esa canción estaba dedicada a ellos. Más adelante supe que tenían tres hijos, uno de ellos universitario y que su vida ahora sigue siendo exactamente la misma; siguen trabajando en ese lugar fabricando muebles y siendo razonablemente felices como cualquier pareja con sus discusiones y problemas, pero son de una gran ternura”, contó el español.

Víctor Manuel explicó que siempre trata de reflejar la vida a su alrededor y en su más reciente álbum Vivir para cantarlo, Biografía de las canciones incluye temas que son afines a todas las personas en el mundo, pero han llegado a su mente nuevas musas.

“Hay mucha gente sobre todo ecuatorianos y colombianos que vinieron a España en la época económicamente buena y muchos de ellos están teniendo que regresar a su país y me produce tantas ganas de llorar todo ese movimiento hacia atrás de la gente que me gustaría escribir una canción sobre eso”, dijo.

El cantautor Mario Sandoval suele escribir sobre las cosas que vive y reconoce como parte de su trabajo “poder sufrir para poder crear”.

Cuenta que se enamoró de una extranjera que estuvo de paso en México y que además tenía novio, y pese a estar consciente de que nada podía haber entre ellos, le escribió “Yo sabía”, incluida en el último disco Deja que la vida te sorprenda. “La compuse hace como tres años, se la mostré, se puso a llorar, no podía creer que sintiera eso; pero muchas veces cuando haces una canción y se la dedicas a alguien a quien no le gustas a veces hasta se pueden ofenderse o sentirse mal porque les hacen una canción tan bonita sin que sientan nada por ti y preferían no haberlo sabido”, contó Sandoval.

En contraste, dice, hay quienes aseguran que se habrían enamorado de él si éste les hubiera dedicado una canción. “Y sí te enamoras, pero no de mí, sino de la persona que piensas que te gustaría que te dedicara esa canción”, explica.

Ana Torroja admite que tuvo una fuente de inspiración para la canción “No puedo parar de quererte”, pero a diferencia de otros prefiere guardar el secreto. “Prefiero que no se enteren porque cuando la gente las escucha se adueña ellas y ya da igual a quién se la escribí o quién me inspiró porque cada uno la hace suya, reconoce algo en esa canción que les es familiar. Yo me inspiro en todo lo que veo, lo que escucho, en lo que siento, en lo que me cuentan; los cinco sentidos los tienes abiertos y por ahí entra la información”.

A diferencia de la ex vocalista de Mecano, David Summers (Hombres G) sí revela a sus musas las creaciones que le ayudaron a crear. “A mi mujer le he escrito muchísimas canciones, me gusta mucho inventarme las cosas, pero más escribir sobre lo que está ocurriendo porque les da cierta veracidad que las convierte en algo importante”.