• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una Mujer conejo llega a la cartelera

La actriz argentina Haien Qiu lleva las riendas de la historia en "La mujer conejo"

La actriz argentina Haien Qiu lleva las riendas de la historia

La cinta dirigida por Verónica Chen es una coproducción entre Argentina, Venezuela y España que se desarrolla en el Barrio Chino de Buenos Aires

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A través del programa Ibermedia se han concretado una larga lista de proyectos coproducidos entre los países de habla hispana. Es el caso de Mujer conejo, la tercera película de la cineasta Verónica Chen, que llega hoy a la cartelera como el último estreno de cine nacional, por ser una coproducción entre Argentina, Venezuela y España.

Una joven de rasgos asiáticos se adentra en un truculento drama cuando se niega a darle el permiso de habitabilidad a un edificio administrado por chinos.

La trama se desliza alrededor de una cruel mafia que asesina impunemente a quien se atraviese en su camino. Son, además, los culpables de una peculiar epidemia de conejos carnívoros.  

La protagonista sufre internamente, porque su fisonomía es completamente asiática, pero no habla chino y fue criada como argentina. No se siente parte de ninguno de los dos mundos, pero terminará por involucrarse en un thriller con elementos policiales que transcurre en el barrio chino de Buenos Aires.

Esta propuesta de la directora puede calificarse como irreverente, a pesar de la gran lista de fallas que transcurren a lo largo de la historia. Verónica Chen mezcla elementos de animación para resolver algunas de las situaciones, como si se tratara de un animé.

Mujer conejo fija su cámara sobre los problemas de inmigración asiáticos, de los derechos socavados que sufren los chinos en cualquier país al que llegan.  Hay mucha violencia alrededor de los turbios negocios de los orientales, que terminan por salpicar a todo el entorno de Ana, interpretada por la actriz Haien Qiu. El espectador quedará tan perdido como la protagonista cuando empiezan los diálogos en chino, sin subtítulos.

De la tragedia migratoria la historia salta a una horrenda y perversa epidemia de conejos, que son criados como carnívoros y arrasan todo a su paso. La plaga asesina con unos particulares y espantosos ojos rojos, es una suerte de delirio dentro de la trama, que fácilmente podría pasar como una pesadilla.

Mujer conejo es desconcertante. La enloquecida historia entre acción y dibujos animados saca carcajadas en algunas secuencias por lo absurdo. No es una película común, intenta reproducir un lenguaje tarantiniano con poco éxito. Toda una aventura para el que desee ir a verla.