• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Muestra de cine independiente de EE UU pone acento en la comedia

Fotos Cortesía

Fotos Cortesía

Entre las películas que se podrán ver a partir del viernes se encuentran Nebraska, El Gran Hotel Budapest y Oldboy

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el humor negro, el suspenso y la acción están basadas las cintas que se proyectarán desde el primero de agosto en las salas de los circuitos Gran Cine, Cines Unidos y Cinex, como parte de la duodécima edición del Festival de Cine Independiente de Estados Unidos.

Una decena de películas cuya producción costó en promedio 25 millones de dólares integran la muestra que este año se exhibirá en el país.

Una de las más esperadas es El Gran Hotel Budapest de Wes Anderson, una película con una propuesta visual llamativa. El director vuelve a apostar por los universos coloridos que plantea en sus producciones. Inspirado en un libro homónimo, el largometraje se desarrolla en torno a un asesinato en un hotel de Hungría al que asisten celebridades y millonarios excéntricos. Los botones del lugar se verán involucrados en el crimen.

Con menos color, pero mayor renombre, se proyectará Nebraska de Alexander Payne, que tuvo seis nominaciones al Oscar en la más reciente edición. La película, en blanco y negro, muestra la travesía de un anciano que decide emprender un viaje a Nebraska para reclamar el premio de 1 millón de dólares que encuentra en un anuncio.

Las adaptaciones se hacen presentes. Persiguiendo la música de Clint Eastwood se basa en el musical de Broadway Jersey Boys. Es un filme biográfico acerca de The Four Seasons, la exitosa banda de los sesenta. John Lloyd Young interpretó a Frankie Valli en la versión teatral y ahora repite el papel principal de la cinta.

El remake del filme Oldboy, original del coreano Chan-wook Park, llega a la muestra dirigido por Spike Lee. Narra la historia de un publicista (Josh Brolin) que estuvo secuestrado en un cuarto durante 20 años.

La cinta de más vieja data que se proyectará en el festival será Atrapados (2012) de Stefan Ruzowitzky, que cuenta la hazaña de dos hermanos fugitivos (Eric Bana y Olivia Wilde) que intentan escapar con el botín que roban de un casino.

El humor es el plato fuerte de tres de las producciones: Las vueltas del destino de John Wells, una película sobre una familia disfuncional -compuesta por mujeres de carácter fuerte- que deberá reencontrarse tras una crisis en la casa donde se criaron. El elenco es liderado por Meryl Streep; Un loco suelto en Nueva York de Phil Alden Robinson, protagonizada por Robin Williams y Mila Kunis; y Sobran las palabras de Nicole Holofcener, la penúltima película protagonizada por el fallecido James Gandolfini.

También se podrán ver El abogado del crimen de Ridley Scott, filme que coloca la nota de acción pura al festival y que reúne a Michael Fassbender, Penélope Cruz, Cameron Díaz, Javier Bardem y Brad Pitt; y Pasión inocente de Drake Doremus, el drama en el que una estudiante de intercambio (Felicity Jones) se hospeda en la casa de su profesor de piano (Guy Pearce), un hecho que desencadena la trama.  


La Cifra
25 millones de dólares fue el presupuesto promedio de las películas que se exhiben en la duodécima edición del festival