• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Muere "el conjurador de la magia literaria", según The New York Times

El escritor balbuceó “Las mañanitas”, que le cantaron los asistentes | Reuters

El escritor balbuceó “Las mañanitas”, que le cantaron los asistentes | Reuters

El diario neoyorquino publicó en su edición digital un largo obituario sobre el autor colombiano, fallecido este jueves en México, en el que repasa su vida y su obra literaria con numerosas citas del propio escritor y destaca su figura como "un gigante de la literatura del siglo XX"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gabriel García Márquez fue "el conjurador" del realismo mágico en la literatura, un estilo que no inventó pero que desarrolló hasta niveles no vistos hasta entonces que fueron una poderosa influencia en autores posteriores, según "The New York Times".

El diario neoyorquino publicó en su edición digital un largo obituario sobre el autor colombiano, fallecido hoy en México, en el que repasa su vida y su obra literaria con numerosas citas del propio escritor y destaca su figura como "un gigante de la literatura del siglo XX".

El artículo señala que García Márquez formó parte de un "selecto grupo de autores" junto a Charles Dickens, Leon Tolstoi o Ernest Hemingway que fueron elogiados a la vez por el público y los críticos.

Resalta que García Márquez "fue un maestro" en el género del realismo mágico, "en el que convergen lo milagroso y lo real", y aunque nunca pretendió haberlo inventado "nadie antes que él había usado el estilo con tanto arte, exuberancia y potencia".

"El realismo mágico pronto inspiró a escritores de ambos lados del Atlántico", añade el diario, que destaca especialmente a la chilena Isabel Allende y al británico Salman Rushdie.

El artículo recuerda la biografía del escritor y cómo su vida de niño en casa de sus abuelos en Aracataca acabó dando forma al mundo imaginario de Macondo y el coronel Aureliano Buendía, que se hizo famoso mundialmente con "Cien años de soledad" y apareció en otras de sus obras.

También destaca su vida en el periodismo, su paso por Europa, el posterior asentamiento en México y su militancia izquierdista y su simpatía por el régimen castrista en Cuba, así como que Estados Unidos le prohibió la entrada durante más de tres décadas.

Fue finalmente durante el primer mandato del presidente Bill Clinton, quien ha dicho con frecuencia que "Cien años de soledad" es su libro favorito, que le dieron un visado porque el mandatario le había invitado a la isla de Martha's Vineyard, uno de los enclaves turísticos más exclusivos del país donde pasaba unas vacaciones.

El diario recuerda las palabras de la Academia Sueca de la Lengua al concederle el Nobel de Literatura en 1982, cuando dijo de García Márquez que cada obra nueva era recibida por lectores y críticos expectantes "como un evento de importancia mundial".