• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Mowgli y sus amigos se vuelven oscuros y misteriosos

Mowgli es interpretado por Neel Sethi y la voz de Baloo la hace Bill Murray | Foto: Google

Mowgli es interpretado por Neel Sethi y la voz de Baloo la hace Bill Murray | Foto: Google

Disney ofrece una versión del cuento El libro de la selva de Rudyard Kipling más solemne y adulta que el filme animado de 1967

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mono Louie ya no es un excéntrico y divertido orangután, sino un primate pongo gigantesco e intrigante. En los ojos del gracioso oso Baloo ahora hay nostalgia y soledad. Pero Mowgli sigue vistiendo el mismo taparrabos rojo. Así es la nueva versión de Disney del cuento de Rudyard Kipling El libro de la selva (1894), una apuesta solemne y oscura para un clásico sobre la fauna india.

El filme dirigido por Jon Favreau toma el mismo hilo narrativo de la versión animada de 1967, que fue la última película que supervisó personalmente Walt Disney antes de morir. Se diferencia, sin embargo, por personajes de carne y hueso que denotan la suntuosidad y el respeto por la jungla, parte de la esencia que impregna la colección de historias de Kipling.

La trama se centra en Mowgli, un niño que es criado en la selva por una manada de lobos liderada por Raksha y Akela. El tigre Shere Khan está obsesionado con él, lo que lo lleva a escapar a una aldea de hombres. Pero antes de llegar se encuentra a diferentes especies que lo adentran en un viaje de autodescubrimiento, como la pantera Bagheera, el oso Baloo, la serpiente Kaa, el mono Louie y los elefantes.

El espectador fanático notará pequeñas diferencias con el clásico animado. Tanto en la forma como Mowgli llega a la manada como en el final de la historia. Pero el recorrido es casi una estampa. Aunque más ligera y natural, añade otros detalles del libro.

Los animales –creados por computadora con una espectacular técnica de animación digital fotorrealista– no aburren. Hablan con naturalidad y sin caer en la comedia, protagonizan una visual vigorosa y magnífica. El único personaje real es Mowgli, interpretado por Neel Sethi.

El guion de Justin Marks se encarga de dejar huellas sobre las etapas de la vida del hombre como ser social. Los valores y la familia se reflejan en la experiencia de Mowgli en la manada de lobos, que le enseñan sus propias leyes. Luego el niño busca su identidad personal con la ayuda de Baloo, con quien además aprende sobre la libertad. Finalmente, quedan implícitos planteamientos sobre el poder del ser humano sobre la naturaleza –que se revela con la creación del fuego– y la cooperación social.

Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Scarlett Johansson, Lupita Nyong'o, Christopher Walken y Giancarlo Esposito hicieron el doblaje en inglés.
Las canciones que Disney recupera son “Busca lo más vital” de Terry Gilkyson y “Quiero ser como tú” de Robert Sherman y Richard Sherman. Esta última, en boca del terrorífico Louie, ya no suena tan divertida.

El portal de Variety señaló que “Favreau imprime un bienvenido toque de ligereza a esta aventura visualmente absorbente. El libro de la selva no puede competir con el perezoso encanto del clásico de Disney, pero triunfa en su terreno tan bien que tales comparaciones apenas son necesarias”.
The Hollywood Reporter publicó que es excepcionalmente bella y totalmente cautivadora, pero que “al final carece de profundidad y de peso temático”. Aunque no parece que los realizadores quieran arriesgarse con alguno de los 16 relatos sobre la selva escritos por Kipling, aún queda mucha tela que cortar.  

EL DATO

En enero se cumplieron 80 años de la muerte de Rudyard Kipling, quien se convirtió en el autor mejor pagado del mundo en su época por el éxito de El libro de la selva. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1907, siendo el primer escritor británico en recibirlo. Le ofrecieron la Orden de Mérito del Reino Unido y el título de Caballero de la Orden del Imperio Británico en tres ocasiones, pero los rechazó.