• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Movimiento de Teatro César Rengifo: iniciativa que busca al hombre nuevo

Los alumnos de la escuela primaria Samuel Robinson se divirtieron con el espectáculo / William Dumont

Los alumnos de la escuela primaria Samuel Robinson se divirtieron con el espectáculo / William Dumont

La primera fase del proyecto que dirige Pedro Lander llega a las escuelas bolivarianas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el sector La Limonera de Baruta, en una accidentada subida, funciona la Escuela Nacional Bolivariana Comandante Supremo de la Revolución Hugo Chávez Frías. Es una de las instituciones en las que se ejecuta el proyecto formativo que lleva nombre de pintor: el Movimiento Nacional de Teatro para Niñas, Niños y Jóvenes César Rengifo.

En los pasillos cuelgan imágenes del fallecido presidente. Afiches con propaganda política a favor de Nicolás Maduro se confunden con alumnos de camisa blanca que caminan del aula Cacique Guaicaipuro al salón Juana la Avanzadora. En el segundo piso, la sonrisa de la subdirectora Lilian Velásquez desaparece apenas identifica a sus interlocutores. La anterior gentileza se oculta tras una seriedad casi ofensiva. Dice que ese es un colegio chavista y que "El Nacional es un periódico escuálido". Y tras una llamada a su superior, confirma que no suministrará ninguna información.

El movimiento teatral, cuyo lema es "La patria en escena", comenzó a desarrollarse en septiembre en las escuelas primarias y en octubre se incorporaron los liceos. Tiene como objetivo llevar las artes escénicas a los estudiantes y fundar agrupaciones “para crear el ciudadano y ciudadana nacido y nacida en revolución, con nuevos valores humanistas, alejados de los antivalores producto del capitalismo”, como señala un documento de la oficina de prensa de la Compañía Nacional de Teatro.

Publicado en la Gaceta Oficial Nº 40283 como una  fundación del Estado, el movimiento es dirigido por el actor y diputado Pedro Lander.  En una primera fase, el programa debe atender a 50.300 alumnos de 135 colegios del Distrito Capital, Miranda y Vargas. Hasta la fecha, aseguran, son 94 las escuelas en las que ya se dictan clases de música, expresión oral, iluminación, diseño de vestuario, actuación y dirección.

“Nos hemos distribuido en circuitos teatrales por parroquia. Tomamos cuatro escuelas emblemáticas y hacemos un trabajo variado. Cuando uno arranca un proyecto está en una etapa experimental, después vamos viendo en el camino. Ya sumamos maestros de la Red Nacional de Teatro y Circo, también el Viceministerio para la Suprema Felicidad, en toda esta activación de las misiones que nuestro comandante Chávez creó para la atención de los niños y los jóvenes”, dijo Lander el jueves, en un acto organizado en Ciudad Caribia por el Movimiento por la Paz y la Vida.

Como el sistema. En el complejo que está ubicado en la vía a La Guaira se inauguró ese día el Movimiento César Rengifo y se instaló un núcleo del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

Representantes del Ensamble de Metales Francisco de Miranda y de la Orquesta Infantil Afro-Venezolana Vicente Emilio Sojo, así como dos cuentacuentos y un mimo de 9 años de edad, fueron los encargados de entretener a los niños de la Escuela Primaria Samuel Robinson, mientras cuatro televisores sintonizaban VTV con la imagen de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, en la Asamblea Nacional.

El coordinador de recreación del movimiento, Edgar Ojeda, afirmó que uno de los intereses es que el niño se integre y participe en actividades artísticas: “Queremos, o lo que el presidente quiere, es crear una institución teatral tan fortalecida como el sistema de orquestas. Se hacen actividades para que el niño sepa que existe un movimiento”.

Uno de los profesores que da las clases en Ciudad Caribia es Alberto Marín, licenciado en Educación egresado de la Misión Cultura. Cuenta que sus conocimientos artísticos los adquirió en la escuela de la vida: “No tengo formación académica en el teatro. Pero a través de la Misión Cultura recibimos las herramientas necesarias para transmitir el conocimiento. El teatro es jugar, ver las cosas desde otro ángulo. Además, nos ayuda a sacar del ocio a los niños y jóvenes”.

Aparte de una poca calidad artística y formativa, otra de las críticas que se han hecho al Movimiento César Rengifo es su posible carga ideológica. Ideas que para Lander son producto de la envidia: “No puede venir gente de la oposición a decir que se está ideologizando. La derecha también ideologiza. Nosotros venimos de sufrir una colonización sembrada de valores que no son nuestros. Yo prefiero ver cine latinoamericano o de la India al norteamericano, lleno de esos héroes que han maltratado a los pueblos del mundo (…) El nuestro es un trabajón, pero ahí vamos, con alegría porque uno siente la satisfacción inmensa de que está construyendo patria”.

Una mala telenovela

Pedro Lander estudiaba Química en la Universidad Central de Venezuela cuando lo atrapó el teatro. Dejó la carrera e ingresó en la Escuela Juana Sujo a mediados de los años setenta. Trabajó por más de diez años en Radio Caracas Televisión, luego lo hizo en Venevisión y VTV, además de haber actuado en cine en películas como La graduación de un delincuente (1985), Punto y raya (2005) y, la más reciente, Los pájaros se van con la muerte de Thaelman Urgelles.

Pero a pesar de que desarrolló su carrera como actor antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, Lander asegura que es ahora cuando se siente pleno. “No olvides que por subdesarrollados no teníamos la posibilidad de vivir de la disciplina del arte, que fue elitesca en un momento. La televisión siempre fue para el que decidió vivir del oficio del actor y se convirtió en un momento dado en un recurso económico para sostener a la familia. Aunque fueras consciente de que hacías una mala telenovela, lo tenías que hacer. Esperabas que viniera otra escrita por José Ignacio Cabrujas o Salvador Garmendia. Entonces estaba como detenida esa cosa revolucionaria que apareció en 1992, cuando este pueblo despertó. Ya no tengo que trabajar en telenovelas así, con gusto o con disgusto. Ahora hay cosas. Fíjate que aquí estoy acompañando una política del Estado bolivariano, revolucionario; una iniciativa del presidente Nicolás Maduro que es el legado del comandante. Ese amor y esa preocupación porque los niños y jóvenes crezcan en un ambiente donde se puedan tener alternativas supremas de la vida”.

LasCifras

135

colegios bolivarianos del Distrito Capital, Miranda y Vargas integrarán la primera fase del movimiento teatral

50.300

alumnos serán beneficiados con el proyecto en su etapa inicial. Luego planean llegar al resto del país