• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

J. J. Moros regresa con su juego geométrico

"Esta es una exposición más entretenida, que se armó con detenimiento", dice J. J. Moros | Foto Manuel Sardá

"Esta es una exposición más entretenida, que se armó con detenimiento", dice J. J. Moros | Foto Manuel Sardá

El círculo es el elemento figurativo que predomina en las 15 esculturas que integran la exposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

J. J. Moros ha forjado su propio lenguaje sobre hierro. Tomó las intervenciones geométricas que se repiten en sus obras y las transformó en un particular alfabeto. Una serie de figuras convertidas en letras que integran la pieza Silabario.

El domingo la galería Beatriz Gil de Las Mercedes abrirá sus puertas para inaugurar Espacios y círculos, exposición que reúne 15 esculturas de materiales pesados, construidas a partir de varias técnicas industriales.

“Se trata de una situación de continuidad. Hace cinco años presenté una individual en la que predominaban los cuadrados. Ahora cambié al círculo, figura que he trabajado toda mi vida, pero decidí profundizar en sus diversas posibilidades”, señala el artista.

El juego que plantea Moros remite al uso práctico de la rueda en todas sus dimensiones. Pero la estructura geométrica también habla de variables infinitas, que invitan a reflexionar sobre el tiempo y el espacio.

“El círculo se presenta como el centro de acción de los distintos relatos que se van entretejiendo en todo el recorrido: curvas, desvíos, circulaciones e insinuaciones de una materia que se levanta y va anclando rutas de entrada y de salida”, afirma Lorena González en el texto de presentación de la muestra.

El proceso creativo del artista está relacionado con el mundo automotor. Aunque pareciera contradictorio, Moros utiliza las máquinas industriales en las que se fabrican los camiones cisterna para cortar las láminas de hierro que luego convertirá en arte. Soldadura, cincelado y capas de pintura para carros son las etapas previas que transitan cada una de las piezas.

“Remaches, láminas antideslizantes, tornillos, intervienen en las obras, que luego dignifico con los acabados. La idea es que no haya interrupciones, suciedades visuales, por eso mi obsesión con la limpieza del trabajo para que lleguen a la pieza y no tenga ninguna arruga”, dice el artista.

En Espacios y círculos también se presenta un diálogo cromático entre el blanco y el negro. Menos la Rueda rueda, pieza que rompe con la estructura de color con su rojo intenso, que irrumpe como elemento de equilibrio dentro de la sala.

“Esta es una exposición más entretenida, que se armó con detenimiento. Hay un juego obsesivo con la geometría. Los círculos me distraen, me divierten en todos sus procesos infinitos”, asegura Moros.

Cada pieza lleva su nombre, como Cagüa que data del año 1994, un círculo negro anclado al piso, dedicada al aire industrial que tiene la ciudad aragüeña. Luego están los Rines, los diálogos entre Pares y Tríos, las Columnas fraccionadas y la poesía de las Rimas. “A estas metáforas radiales las acompañan hendiduras, quiebres, salientes, filos y profundidades que integran el Silabario, armazón permanente y estructura sin fin del artista que se eleva en el espacio como un políptico de doce elementos”, señala la curadora.

A propósito de esta muestra, en la Sala 2 se presenta también una colectiva con obras en pequeño y mediano formato de Cipriano Martínez, Cristóbal Ochoa, Isabela Muci, Jesús Matheus, José Vivenes, Marcos Temoche, Pietro Daprano, Rafael Barrios, Sidia Reyes y Rodrigo Echeverri. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 21 de junio.


Espacios y círculos
Galería Beatriz Gil, calle California con calle Jalisco, Las Mercedes
Inauguración: domingo, 11:00 am
Entrada libre