• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Morela Avilán juega con los colores de la naturaleza

"Sonata en sol" estará abierta hasta el 1° de octubre | Foto Manuel Sardá

"Sonata en sol" estará abierta hasta el 1° de octubre | Foto Manuel Sardá

La artista caraqueña presenta en la Alianza Francesa de Chacaíto su más reciente individual, integrada por una decena de cuadros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Su obra está definida por la luz. Morela Avilán se inspira en la naturaleza como elemento principal de sus manifestaciones plásticas, que suele expresar en grandes formatos. No es el caso de Sonata en sol, su más reciente individual, que inaugura hoy a las 7:00 pm en la Alianza Francesa de Chacaíto.

Una serie de cuadros pequeños y medianos integran la muestra, que surgen como elementos contemplativos en las áreas comunes de la institución cultural. Verde, amarillo, azul, violeta y blanco son colores que se repiten en la propuesta de Avilán, cargada de movimiento visual.

“El arte cumple una función social. La gente se conecta, crea vínculos, en momentos dominados por la incomunicación. Tiene un carácter contemplativo, todos tenemos un paisaje interior que se compone de emociones. Ese es el objetivo de mi trabajo, que despierte inquietudes en la gente, que creen su propio cuadro”, dice la artista.

En esta nueva individual Avilán insiste en su experimentación cromática, en el contraste de elementos minimalistas, en el puntillismo que suele estar presente en su obra desde que comenzó su carrera en los años ochenta. “A diferencia de mi exposición Zahorí, de 2007, en esta oportunidad decidí reducir la paleta a verdes, violetas, azules y cremas. Tonalidades que me permitieron jugar con el movimiento de los colores de la naturaleza entre los meses de enero a marzo, cuando realicé las piezas”.

El curador Gabriel Guevara considera que los cuadros de la artista caraqueña permiten mantener, en un discurso visual pictórico, referentes naturales que conectan con el culto a la contemplación de lo íntimo. “Hay elementos que podrían referir a una expresión cromática generada desde lo más profundo de la mente, tránsitos oníricos para cada pincelada desplegada en una saturación de esfuerzos emocionales”.

Sonata en sol también remite a los referentes musicales. “Es la expresión de la alegría, de la luz, siempre allegro. Durante el proceso creativo escuché a Bach y Händel, lo que me ayudó a desarrollar esta serie”, señala Avilán.

En los cuadros, realizados en acrílico sobre tela, hubo una intención visual que tiene que ver con la perspectiva. “Quise explorar la visión que puede tener un pájaro cuando vuela sobre un campo, a 45 grados de inclinación. En la naturaleza están todas las respuestas, por eso hay que preservar el entorno”. Esa es su máxima creativa.  

Sonata en sol permanecerá abierta al público hasta el 1° de octubre, con entrada libre.