• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Monumentos de sonido en el Aula Magna

Brasilianos se ha presentado en grandes escenarios de Europa y Estados Unidos | Foto: Cortesía Ensamble Gurrufío/Brasilianos

Brasilianos se ha presentado en grandes escenarios de Europa y Estados Unidos | Foto: Cortesía Ensamble Gurrufío/Brasilianos

Hamilton de Holanda y su quinteto Brasilianos, el Ensamble Gurrufío y la Orquesta Sinfónica de Venezuela, todos dirigidos por Alfredo Rugeles, ofrecerán un concierto en la UCV

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuenta Hamilton de Holanda que su visita a Venezuela con el guitarrista Marco Pereira en 1997 correspondió a su primera presentación internacional. Tenía 21 años de edad y todavía no se le conocía en el mundo entero como uno de los más grandes ejecutantes de la mandolina. Fue a partir de ese momento que encontró atractivo salir de Brasil para mostrar su talento y compartir con colegas.

El carioca, que volvió en 2009 para la celebración del 25 aniversario del Ensamble Gurrufío, se unirá a otra fiesta. Muchas cosas interesantes ocurrirán el domingo en el Aula Magna de la UCV. El invitado presentará con su quinteto Brasilianos, ganador de premios Grammy, su Sinfonía monumental, apoyado en la Sinfónica de Venezuela y el maestro Alfredo Rugeles.

“Es un sueño. Siempre quise presentar al público venezolano este proyecto con el que viajo por Europa, Estados Unidos y dentro de Brasil. Son mis compañeros”, dice por teléfono el artista que llegará a Caracas el jueves para ensayar, entre otras cosas, la obra que compuso con Daniel Santiago para celebrar los 50 años de la fundación de Brasilia. “Posteriormente, quizá, interpretaremos un pajarillo o algo popular. Lo que sucederá después es una sorpresa, tanto para la audiencia como para nosotros”.

En su precario pero simpático español, mezclado con portugués, De Holanda indica que, salvo la fase orquestada, no se trabajará con arreglos formales: “Será una cosa espontánea, de buena onda (...) La música es más que todo eso del mercado. Es un encuentro, una manera de celebrar la vida. Es como un brindis y una forma de conectar a los pueblos”.

Todo su arte parte de 10 cuerdas: De Holanda toca una mandolina intervenida. Ha estudiado el trabajo de artistas como Pixinginha y también los de Hermeto Pascoal y Egberto Gismonti. Y siempre, aunque las preguntas no vayan en esa dirección, recuerda el inicio: “Para mí la música siempre ha sido algo familiar. Aprendí en casa tocando con mi padre. La mandolina fue un regalo de mi abuelo. Me la dio cuando tenía 5 años de edad. Desde ahí siempre estuvo conmigo. Ahora es parte de mi cuerpo. Es como otro brazo, otra mano, pero con una conexión directa al corazón”.

Del llano al universo. El concierto comenzará con una suite de Aldemaro Romero. Luego, Gurrufío desempolvará El reto, aquella obra que Paul Desenne escribió respetando cada línea del poema “Florentino y el diablo” de Alberto Arvelo Torrealba y que fue editada como parte de un álbum en 2004. De acuerdo con David Peña, contrabajista del ensamble, la pieza se ha interpretado en tres ocasiones, la más reciente en 2005.

Desenne desearía que El reto, que contará con el ropaje de la Sinfónica de Venezuela y la batuta de Rugeles, se tocara más. Desde Harvard, señala: “Veo el trabajo de Alberto Arvelo Torrealba como un destilado. Es una construcción literaria, casi antropológica. Construyó una realidad artificial y yo quise hacer algo similar con las raíces llaneras que conozco desde mi juventud (…) Es una maravilla. Los venezolanos que tienen un nacionalismo primario, o ignorante, como diría Petkoff, creen que eso es folklore, lo cual es un error de apreciación”.

Después de las presentaciones de la Sinfonía monumental brasileña y El reto venezolano, llegará el momento de las improvisaciones. Todos los involucrados esperan con ansias ese instante porque es ahí donde, habiendo cumplido el programa, se abre un espacio para ese elemento esencial de la música popular: la espontaneidad.

Ensamble Gurrufío, Brasilianos y la Orquesta Sinfónica de Venezuela
Domingo 4 de noviembre
11:30 am
Aula Magna de la UCV
Entradas: entre 120 y 300 bolívares
Venta: taquillas y www.solotickets.com