• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Montserrat Caballé acepta condena por fraude fiscal

Montserrat Caballé | Foto: AFP

Montserrat Caballé | Foto: AFP

Pagará una multa de 240.000 euros y 6 meses de prisión, que podrá evitar gracias al pacto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La soprano española Montserrat Caballé pactó con la Fiscalía de ese país una condena de medio año de cárcel y multa de 240.000 euros (293.000 dólares) por defraudar medio millón de euros a Hacienda con el argumento de que su residencia estaba en Andorra.

Fuentes judiciales afirman que la diva de 81 años, que devolvió al fisco el medio millón que se le reclamaba, firmó este martes el escrito de conformidad redactado por la Fiscalía.

La soprano será citada por el juzgado penal de Barcelona, al que corresponda enjuiciarla y, si ratifica ante el mismo el escrito de conformidad pactado con la Fiscalía, evitará el juicio y al mismo tiempo podrá eludir su ingreso en prisión, al aceptar una condena inferior a dos años y carecer de antecedentes.

La negociación con la Fiscalía llega después de unas conversaciones que se prolongaron durante meses entre su abogado, el Ministerio Público y la Agencia Tributaria, donde la defensa de la artista intentó rebajar al máximo la pena de multa por fraude fiscal.

La propuesta que planteaban los abogados de Caballé era que la multa a pagar se rebajara al 50% de la cantidad defraudada en vez del 65% que se impone habitualmente a los defraudadores que deciden regularizar su situación para beneficiarse de una rebaja de condena.

Durante varias décadas Monsterrat Caballé ha interpretado en escenarios de todo el mundo con gran éxito obras como “Così fan tutte” (Mozart), “Il trovatore”, “La travista”, “Un ballo in Maschera” y “Aida” de Verdi, “Isolda” y “Sieglinde” de Wagner, así como el cuarteto de Puccini (“Tosca”, “La Bohème”, “Madame Butterfly” y “Turandot”).

La artista, que en 2012 celebró el 50° aniversario de su debut en los escenarios, está imputada por un delito de fraude fiscal a raíz de una querella presentada por la Fiscalía de Delitos Económicos de España, que la acusa de evadir 508.662 euros en su declaración correspondiente al año 2010, simulando que tenía su domicilio habitual en Andorra y no en territorio español.