• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Miss Venezuela 1984 contará su experiencia como víctima de violencia doméstica

La zuliana vive en Houston desde hace muchos años. Según la ex rena los cargos federales que tuvo que enfrentar formaron parte de una patraña de su cónyugue ante los síntomas de un eventual divorcio |Foto: Facebook

La zuliana vive en Houston desde hace muchos años. Según la ex rena los cargos federales que tuvo que enfrentar formaron parte de una patraña de su cónyugue ante los síntomas de un eventual divorcio |Foto: Facebook

La zuliana Carmen María Montiel lanzará un libro en el que relatará sus 25 años de “infierno”, con el fin de animar a otras mujeres a perder el miedo y la vergüenza para enfrentar el tema

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Miss Venezuela 1984, Carmen María Montiel, plasmará su historia como víctima de violencia doméstica después de quedar libre de cargos federales. La zuliana duró dos años en un juicio en el que se le acusaba de ocasionar un incidente en un vuelo de Houston a Bogotá.

La ex reina de belleza se casó en 1988 y se mudó a Estados Unidos junto a su esposo Alex Lechín, un médico neumonólogo, pero su vida matrimonial no era buena, reseñó el Diario Las Américas.

Carmen María Montiel reveló que los primeros síntomas de maltrato comenzaron muy temprano en su relación de pareja. Pero "el miedo" se apoderó de ella y "como nadie le creía" la situación empeoraba cada día más.

“Me casé muy joven completamente enamorada. La primera vez que hubo violencia en nuestro matrimonio fue a los tres meses de casados, me golpeó en el estómago, fue un impacto emocional para mí, no supe qué hacer, después de eso me pidió perdón de rodillas prometiéndome que no volvería a pasar y le creí”, expresó.

Aunque Montiel permanece legalmente casada con Lechín, desde julio de 2014 hay una orden de restricción de acercamiento a su todavía esposo. Desde entonces él se vio obligado a abandonar la casa, además investigan denuncias de irregularidades en el ejercicio de la medicina y ante eso, la posibilidad de revocarle la licencia que tiene aún como médico en Estados Unidos.

El objetivo del libro

Después de 25 años la zuliana decidió escribir un libro testimonial para contar que fue víctima y para ayudar a otras mujeres a vencer con coraje el maltrato físico y emocional que viven puertas adentro, asegurando que pueden superarlo si se lo proponen.

“Yo más que nadie sé lo difícil que es romper el silencio y sacar fuerzas para salir de esa situación, fueron años perdidos en un infierno que viví, un matrimonio infeliz y que callé por miedo y vergüenza”, dijo la ex reina de belleza y periodista.

El caos en el aire

El día del acontecimiento la venezolana viajaba con su esposo y su hija adolescente a Colombia, donde asistirían a un evento.

“El vuelo salió un poco antes de la medianoche, yo estaba del lado de la ventana, le pedí al sobrecargo Samuel Oliver una almohada y me dijo que lo que me podía dar eran dos cobijas, pero al usarlas sentía que me picaban. Fue cuando decidí recostarme sobre el hombro de mi marido y él sorpresivamente me golpeó, yo forcejeaba sus manos hacia atrás pero él llamó al empleado que terminó involucrándose, todo se intensificó”, reveló Montiel en una entrevista con varios medios estadounidenses.

El señor Lechín denunciaba ante el auxiliar que la ex Miss invadía su espacio, que estaba ebria y que empezó atacarlo.

Según Carmen María Montiel, el sobrecargo, apoyaba a Lechín. "Le daba la razón, decía que él había visto todo, yo trataba de que me escucharan pero mi esposo se puso histérico, exageraba con su conducta para tapar lo que había hecho”.

Momentos después, dos custodios de civil procedieron a esposarla "de manera salvaje e ilegal". Fue arrestada en presencia de su hija y el resto de los pasajeros. La decisión del piloto de la aeronave fue regresar al Aeropuerto Internacional de Houston.

El cargo que se presentó contra ella fue delito grave al interferir en el trabajo de un sobrecargo. Tras la decisión del juez de liberarla, la ex Miss Venezuela se salvó de pagar una condena de 20 años en prisión.