• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ministerio Público inició procedimiento legal para repatriar la Piedra Kueka

Ortega Díaz recordó que esta piedra es un símbolo de gran valor sentimental y religioso para el pueblo Pemón en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La piedra Kueka, símbolo original de la cultura Pemón que fue extraída de suelo venezolano en 1998 por un ciudadano alemán que la llevó de manera ilegal a su país, será repatriada este año, informó la fiscal de la República, Luisa Ortega Díaz, en su programa de radio Justicia y valores, transmitido por la señal de Unión Radio 90.3 Fm.

“Ya iniciamos todas las diligencias necesarias para tener de vuelta en Venezuela a la piedra Kueka. Ya los equipos del Ministerio Público, los fiscales y el equipo de dirección de asuntos internacionales ya están trabajando para hacer todas las diligencias necesarias", anunció la fiscal en su programa radial.

Ortega Díaz recordó que esta piedra es un símbolo de gran valor sentimental y religioso para el pueblo Pemón en el país, y que por ello, se dio inicio al proceso de repatriación, como un gesto de reconocimiento y justicia hacia esta comunidad que desde hace años lamenta la pérdida de esta pieza, la cual pesa cerca de 30 toneladas.

"Hubo un alemán que vino a Venezuela, le gustó la piedra, y lamentablemente una persona que era miembro del sistema cultural en esa época (en 1998) le regaló la piedra a este ciudadano. Estamos haciendo todas las diligencias necesarias para retornar a Venezuela la Piedra Kueka", informó.

En 1998, y durante una operación ilegal, el alemán Wolfang von Schwarzenfeld, robó la piedra Kueka que para ese entonces se encontraba ubicada en el Parque Nacional Canaima, en el estado Bolívar.

La piedra fue extraída con el apoyo del entonces presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Héctor Hernández Mujica, quien facilitó todos los procedimientos necesarios para lograr la extracción, y posterior viaje de la piedra a Alemania.

Al llegar la piedra al país europeo, el alemán, quien es reconocido en su tierra natal como un destacado artista plástico, intervino la piedra y la colocó en un proyecto denominado Global Stone, el cual es concebido por el artista como un conjunto de piedras arqueológicas que una vez juntas, logran un campo magnético para atraer la paz al mundo.

El proyecto sigue siendo exhibido en Alemania, sin embargo, no se ha comprobado si la armonía de las piedras logran traer la paz al planeta.