• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Miley Cyrus le sacó la lengua a 2013 hasta en Navidad

MTV eligió a Miley Cyrus como la artista del año y Billboard destacó a “We Can’t Stop” como la mejor canción del período

MTV eligió a Miley Cyrus como la artista del año y Billboard destacó a “We Can’t Stop” como la mejor canción del período

Con escenas más o menos francas de autosatisfacción, la ex Hannah Montana despide un año en el que  también asumió otro tipo de riesgos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El filósofo francés Pascal Bruckner sostenía que en los orgasmos femeninos habitaban unos universos increíbles que “expresan las oscuras regiones que nos excluyen a los hombres”. Miley Cyrus cierra un año 2013 en el que se la pasó con la lengua afuera, convertida en una especie de monstruo andrógino e indescifrable para la moralidad sexual convencional, generalmente signada por la represión de las expresiones de deseo de la mujer. Por si muchos no se dieron cuenta, su nueva y desafiante imagen de cabello cortado casi al rape también estuvo asociada a la música innovadora.

La hasta hace apenas dos años Hannah Montana de Disney y protagonista del probable mayor escándalo del año, el numerito de “perreo” junto a Robin Thicke en los premios MTV del pasado agosto, no detuvo su incontrolable comezón de provocaciones ni en Navidad. Al tiempo que estrenó otro video (Adore You) en el que no para de sobarse en ropa interior, con el rostro lavado de maquillaje y sugerencias más o menos abiertas de autosatisfacción, en las redes sociales publicó una foto con el torso estratégicamente cubierto por motivos navideños, con la que apoya a Free the Nipple (“liberen al pezón”), un documental acerca de la censura a la desnudez femenina en la cultura popular estadounidense.  

Mientras tanto, la revista estadounidense Billboard eligió a “We Can’t Stop” (la del video de juerga erótica entre osos de peluche, seguido luego por el de “Wrecking Ball”, en el que se balancea totalmente desnuda sobre una bola de demolición) como la mejor canción de 2013 e hizo un llamado a fijarse no tanto en la lengua de Miley Cyrus sino en la audacia de la propuesta sonora.

Y el canal MTV, no faltaba más, la eligió la artista por la que será recordado este año. “Además de que su participación junto a Thicke se constituyó en el video más comentado en las redes sociales, Miley dominó las carteleras musicales, se erigió como un acontecimiento cultural y en general brindó los momentos más memorables de 2013”, indicó Amy Doyle, jefa de estrategia de programación de la cadena televisiva, en alusión a intervenciones como las que efectuó en Saturday Night Live y en la edición europea de los galardones MTV. También se incluye su ruptura con el actor Liam Hemsworth.

“En el momento en que dejé de buscarme en Google para enterarme de lo que decían de mí, me convertí en la persona más feliz”, contó Cyrus en una entrevista íntima concedida este mes a Barbara Walters. Por los momentos, su año 2014 incluye un tour de 38 conciertos en Estados Unidos y 21 en Europa a partir del Día de los Enamorados. Y seguramente nuevas exposiciones de sus más oscuras regiones.