• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Miguel Bosé: No vuelvo a acercarme a un político en el resto de mi vida

El cantante español, Miguel Bosé / AFP

El cantante español, Miguel Bosé / AFP

En su arribo a Viña del Mar, el español descartó volver a apoyar una candidatura de Michelle Bachelet, y avisó que su presentación de mañana en el Festival será "un inmenso karaoke"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A sus 56 años, Miguel Bosé ya no está para quedar bien con nadie, sino paar hacer y decir lo que crea más adecuado o más correcto. Y así lo demostró hoy, tras llegar a Viña del Mar y sentarse en una testera del Hotel Sheraton, para ofrecer una esperada conferencia de prensa.

Así, no tuvo ningún reparo en dejar atrás sus años de apoyo a políticos nacionales como Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, para dejar en claro que no está dispuesto a volver a darle su apoyo ni a la ex Presidenta ni a nadie.

"Yo no vuelvo a acercarme a un político en el resto de mi vida, mi desencanto es tan grande, definitivo e irreversible, que sólo podría acercarme a un político a condición de que sea de raza nueva", aseguró.

"Estos políticos que hemos conocido, en su grandísima mayoría están obsoletos, deteriorados, corruptos e incompetentes. Esto es mundial. Esto lo he dicho a diario y también en mi país, el sistema no funciona, no tiene soluciones, es mentira, las promesas que te puedan hacer son mentira", siguió, y pidió "que se vayan todos de una vez" y que "no vayamos a las urnas, no votemos ni a unos o a otros, no votos en blanco, nada, fuera".

La razón de tamaño descontento no es gratuita. La crisis económica y política que se vive en España ha afectado de manera profunda a Bosé, tanto que tras responder preguntas al respecto pide nuevas, para irse "up".

"El mercado se ha visto afectado, la crisis ha tocado a todos y cada uno de los españoles (...). España no volverá a ser la misma, saldrá muy tarde, muy tocada y muy empobrecida", dijo.

Pero Bosé también tuvo palabras para momentos más felices, partiendo por la visita a Viña del Mar que hoy inicia, para presentarse mañana en el Festival.

Sobre el certamen y su récord de nueve veces en Viña, el español aseguró que "Viña es Viña, siempre es Viña, he venido nueve veces, pero además he hecho dos o tres conciertos en solitario, conozco bien el espacio, y lo dice todo el mundo, lo dije desde la primera vez que estuve: es uno de los lugares más impresionantes y con más energía. Y el público chileno tiene una energía muy poderosa, pero en Viña se multiplica. Es un lugar muy querido, y cada vez que me inviten volveré".

Sobre sus expectativas, enfatizó en que "yo vengo a hacer mi espectáculo y a que le guste a la gente, y si les gusta me van a dar las antorchas, gaviotas y todo. Si supieras las dos estanterías que tengo en mi casa llenas de antorchas y gaviotas, es un orgullo, un bosque de premios de la gente. Sería un orgullo, pero estoy aquí para emocionar a la gente".

Para ello apelará a la fórmula de Papitwo, la segunda parte de su apuesta por los duetos al alero de sus grandes éxitos, y que hoy lo tiene de gira. "Cuando me encontré con todos estos éxitos el reto fue qué pasaría si esas grandes canciones las traía al hoy, y de qué manera se podían vestir para que pareciesen escritas anteayer".

Esas versiones, y no las originales, son las que Bosé interpretaría mañana, decisión tomada en parte porque "en canciones como 'Amante bandido' o 'Nena' la gente no las quiere escuchar con los arreglos originales. De alguna manera, se reconocen más en la sonoridad de Papito y Papitwo". El efecto, según él, no es otro que "un inmenso karaoke".