• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Miguel Bosé: “Cualquier problema se me esfuma sobre en el escenario”

El artista prepara una nueva gira | Foto EFE / Archivo

El artista prepara una nueva gira | Foto EFE / Archivo

El cantante apoya el Día sin Música que organizan los promotores de conciertos en España como medida de protesta en contra del IVA

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Bosé se siente hoy por hoy fuera de las modas que, en su opinión, dictaminan los aforos completos en los conciertos en España. “Este es el año de Pablo Alborán y de Joaquín Sabina”, apunta. No obstante, este adicto al escenario ha vuelto a prescribirse una gran gira mundial. ¿O debería llamarlo terapia?

“Me he subido al escenario con 40 de fiebre y he bajado sin ella. He actuado con un tobillo torcido y se me ha arreglado allí. He empezado un concierto queriendo matar al mundo y he salido suave como un guante. Cualquier problema se me esfuma sobre el escenario, es tan beneficioso para mí como la meditación y el yoga”, afirma.

Cerrado el capítulo de los “Papitos”, como se refiere a los exitosos discos Papito (2007) y Papitwo (2012) en los que reinterpretó a través de dúos su producción musical más destacada, ahora le toca abrir otra etapa. En su nueva gira sonarán las canciones de Amo, “dos o tres temas míticos de culto” que hacía tiempo que no rescataba en sus conciertos y grandes éxitos de siempre como “Bandido”, pero en sus versiones originales (ligeramente actualizadas).

La gira por España constará solo de 11 grandes conciertos. Comenzará el 20 de junio en la plaza de toros de Valencia y finalizará el 17 de julio en Oviedo.

“España es muy de modas, este es el año de Pablo Alborán y de Joaquín Sabina. Cuando yo monté Papitour hacía un concierto en Toledo y al día siguiente podía ofrecer otro a 100 kilómetros, que se volvía a llenar”, dice Bosé, que se siente ahora fuera de esas modas o inercias que arrastran gente a los auditorios como si nada. A ello —afirma— se suma una endeble situación económica, sobre todo para la música en directo, penalizada en su país con 21% de IVA, una medida contra la que se ha rebelado públicamente (es uno de los artistas que se han adherido al Día sin Música del 20 de mayo, organizado por los promotores de conciertos).