• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Michel Hausmann: “Queremos poner nuestras piezas en el repertorio mundial”

El musical que escribió Haussman se estrenó en 2013 en el circuito Off Broadway de Nueva York | Foto Leonardo Guzmán / Archvo

El musical que escribió Haussman se estrenó en 2013 en el circuito Off Broadway de Nueva York | Foto Leonardo Guzmán / Archvo

El fundador y director artístico de la compañía de teatro Miami New Drama se propone crear historias para una comunidad multicultural

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Michel Hausmann se valió de un coloso de la mitología judía para dar título a su pieza The Golem of Havana, en la que muestra cómo el ser humano deja de creer en los suyos. “Me interesa mucho la vida de esa generación que vino después del Holocausto. Criarse en la casa con sobrevivientes le hace, de cierta forma, cargar un peso que no le corresponde. La obra pregunta: Te quejaste de que nadie te salvó, ¿pero ahora estás dispuesto a salvar a otra persona?”, dice el director por teléfono.

Con música de Salomón Lerner, letra de Len Schiff y libreto de Hausmann, el musical se ubica en la Cuba revolucionaria, donde un joven guerrillero pide ayuda a una familia judía para que lo escondan. Se estrenó en 2013 en Nueva York y han sido varias las temporadas con funciones llenas. Desde mediados de enero está en el Colony Theatre de Miami Beach.

—¿A qué le atribuye esta respuesta del público?
—Tengo mucho tiempo trabajando en musicales y les pongo todo el corazón. Salomón Lerner y yo nos sentábamos por meses a traducir piezas, así que entendimos la anatomía de los musicales y empezamos a estudiarlos de manera más profesional. Nuestro acercamiento a este género es distinto; para nosotros lo más importante es la historia.

—¿Cómo ha sido su relación personal con la pieza?
—Siento que The Golem of Havana es la obra que más me representa como artista y me da temor comenzar un nuevo proyecto. Esta historia está basada en ciertas personas de mi familia que se han ido y al ponerlos sobre el escenario de alguna manera les prolongo la vida, porque el arte es eterno.

—¿Piensan traer el musical a Venezuela?
—Sí. Presentar la obra allá en inglés es más fácil y estamos en conversaciones, aunque me gustaría traducirla y hacerla como Dios manda. Sin embargo, para que eso suceda la situación del país tiene que cambiar un poco.

—¿Cuál es la dificultad de presentar un musical en Miami, una ciudad con un teatro tan distinto al de Nueva York?
—Hay toda una experiencia venezolana que vive en Doral y hace teatro allí. Y luego está la ciudad de Miami, que es joven todavía, con una escena artística pujante. Pero no existe una cultura musical porque el teatro está segregado.

—¿Cuáles son los proyectos de su nueva compañía Miami New Drama?
—Queremos crear historias para una comunidad multicultural. Entender dónde estamos y hacer piezas que tengan resonancia. Esta compañía la comencé con Moisés Kaufman, que es artista asociado. Yo soy el director artístico.

—¿En qué se diferencia de Palo de Agua Producciones?
—Yo como artista he evolucionado mucho desde Palo de Agua, que sigue siendo mi casa. Me gustaría seguir haciendo piezas con esa etiqueta. Con la compañía hacíamos un trabajo importante en Venezuela porque no existían grandes musicales, pero con Miami New Drama queremos poner nuestras piezas en el repertorio mundial.