• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Michael Peña hace un trabajo de hormiga en la pantalla

Michael Peña | Foto: Archivo

Michael Peña | Foto: Archivo

El actor estadounidense de origen mexicano ha tenido una buena racha en Hollywood. Su éxito consiste en “aprovechar el momento” 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Michael Peña lleva años demostrando que se mueve como pez en el agua en Hollywood, ya sea en grandes producciones como la recién estrenada Ant-Man o en cintas independientes como Exorcismo en el Vaticano.

Con Ant-Man Peña se suma a la lista de latinos con papeles relevantes en el universo cinematográfico de Marvel, en el que ya figuran Zoe Saldaña y Benicio del Toro gracias a Guardianes de la galaxia. No satisfecho con eso, aguarda el estreno en octubre de The Martian, la nueva aventura espacial de Ridley Scott.
El actor estadounidense de origen mexicano, conocido por sus trabajos Escándalo americano o Fury, vive uno de sus mejores momentos profesionales, pero no tiene una respuesta para determinar qué es exactamente lo que ofrece a una industria que ha apostado claramente por él.
“Hay que trabajar duro y tener algo de suerte”, manifestó Peña en una reciente entrevista. “Hay quien trabaja y estudia más que yo y no consigue esos papeles. ¿Qué es lo que hago diferente? No lo sé. Es cuestión de aprovechar tu momento. Todo empezó con Crash (2004). Aquello me impulsó a lograr todo lo demás. Hace 20 años me esforzaba igual, pero no me conocían”, afirmó.

En Ant-Man interpreta a un ex convicto amigo del héroe. “Basé a Luis en un tipo real, alguien con quien crecí. Era una especie de criminal, pero no del todo. Bueno, sí, era un criminal, pero al mismo tiempo era encantador. Y eso es lo que intenté transmitir con el personaje. No voy a contárselo a él, quiero esperar a ver si se da cuenta. No tiene mi número de teléfono, así que no pasa nada”, contó Peña a un periodista de LA Times.
El intérprete asume un nuevo reto en el filme Exorcismo en el Vaticano. “Mi interés siempre empieza por el guion. En este caso me gustaba la historia y el personaje, un sacerdote sin experiencia en materia de exorcismos que ayuda al Vaticano a cumplir su misión. Me encantan aquellas películas en las que ocurren cosas que piensas que podrían pasar”, declaró.