• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Merhi habla el Lenguaje perfecto en Liubliana

Los trabajos de Jonathan Swift y Ferdinand de Saussure fueron cruciales para las investigaciones del creador | CORTESÍA YUCEF MERHI

Los trabajos de Jonathan Swift y Ferdinand de Saussure fueron cruciales para las investigaciones del creador | CORTESÍA YUCEF MERHI

La obra del pionero en arte digital está integrada por dos palabras hechas de espejo, una en árabe y otra en hebreo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de años dedicados a la investigación de teorías, modelos y explicaciones para hallar un lenguaje perfecto, Yucef Merhi llegó a la conclusión de que éste no puede estar integrado sólo de palabras, sino que además debe tener elementos universales que puedan ser identificados por cualquier civilización.

Para construir el sistema diseñó una instalación que se exhibe desde la semana pasada en la trigésima edición de la Bienal de Liubliana, en Eslovenia. Con la obra, el pionero en arte digital representa al país en una de las confrontaciones de artes gráficas más antiguas.

Perfect Language (מראה - مرآة) está integrada por dos palabras hechas de espejo, una en árabe y otra en hebreo, de 1,80 por 4 metros, que concuerdan con el mismo vocablo escrito en ambas lenguas. “De esta manera, el significado y el significante se convierten en un mismo objeto, disolviéndose la frontera del signo lingüístico. Las dos palabras han sido dispuestas en un corredor, frente a frente, reflejándose al infinito”, expresa el creador, que se encuentra en Nueva York.

Los autores que le sirvieron de referencia y que, al igual que él, se interesaron y hasta obsesionaron con encontrar una lengua universal fueron Platón, Dante Alighieri, Guillaume Postel, Ramon Llull, Giovanni Pico della Mirandola, Nicolás de Cusa, Giordano Bruno, Giulio Camillo, Athanasius Kircher, John Wilkins, Francis Lodwick, Gottfried Leibniz, Giacomo Leopardi, Bertrand Russell, Ludwig Wittgenstein y sus coetáneos Noam Chomsky y Pierre Lévy, entre otros.

“A pesar de que muchos pensadores han argumentado sobre la posible existencia de una lengua universal, son pocos los que han asumido el reto de alcanzar dicha utopía. Otros dos autores cruciales en mi investigación fueron Jonathan Swift y Ferdinand de Saussure. Concluí que una lengua perfecta debe funcionar como un metalenguaje y no como una lengua natural o formal. Es decir, como una lengua de lenguas”, explica.

Para corroborar su teoría, Merhi compuso un vocabulario utilizando los objetos que ciertas palabras denotan. “La palabra espejo con espejos, imán con imanes, caramelo con caramelos, etcétera. Se trata de un sistema de comunicación sensorial”, agrega el artista, cuya obra se exhibirá en Liubliana hasta el 24 de noviembre.