• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Médico de Michael Jackson deberá indemnizar a fanáticos

Conrad Murray, ex médico del cantante Michael Jackson | EFE

Conrad Murray, ex médico del cantante Michael Jackson | EFE

Una corte de Francia dictaminó que Conrad Murray deberá indemnizar simbólicamente con 1 euro a cinco seguidores del célebre intérprete por "daño emocional"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un juez francés dictaminó el jueves que cinco seguidores de Michael Jackson que se declararon consternados por su muerte sean indemnizados con un euro para cada uno por "daños emocionales".

El simbólico dictamen afecta al médico Conrad Murray, quien fue condenado por homicidio involuntario en 2011.

El fallo del tribunal de la ciudad de Orleans puso fin a dos años de batalla emprendida por un grupo de 30 seguidores franceses, suizos y belgas de la estrella del pop.

Murray fue condenado por su papel en la administración de una sobredosis del anestésico quirúrgico propofol, que mató a la estrella del pop de 50 años en 2009.

Fans: "Eso es lo que queríamos"

Murray perdió una apelación contra su condena el mes pasado pero sigue en libertad después de ser liberado de la prisión de Los Angeles el pasado octubre tras dos años de reclusión.

"Se ha ordenado al doctor Murray pagar un euro 'simbólico', o 1,34 dólares, y eso es lo que queríamos", dijo el abogado de los fans, Emmanuel Ludot.

El magistrado galo tuvo en cuenta informes médicos que enviaron los seguidores para tomar la decisión, señaló Ludot.

El representante dijo que la decisión judicial sería comunicada a Murray, que no acudió a las sesiones y no fue representado por un abogado, a través de correo diplomático.

"La lucha no está relacionada con pedir la suma de un euro", enfatizó el profesional.

Según la ley francesa, los demandantes pueden presentar un caso contra otra parte aunque no sea francesa o resida en Francia, mientras ellos sean ciudadanos franceses.

Los seguidores planean ahora contactar a la madre de Jackson, Katherine, para pedir permiso para visitar su tumba en Glendale, California.

Ludot se quejó de que todas las partes en el procedimiento, desde jueces y abogados hasta la prensa francesa, se habían centrado en el aspecto "divertido" del caso.

"Respeto el sufrimiento de los demandantes, pero el proceso no fue fácil por todas las risas" que generó, dijo.