• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Mark Ruffalo: “Sin el periodismo estamos sujetos a toda clase de abusos”

Ruffalo describe como todo un personaje a Mike Rezendes, el periodista que interpretó | Foto Cortesía

Ruffalo describe como todo un personaje a Mike Rezendes, el periodista que interpretó | Foto Cortesía

El actor interpreta al periodista que ganó el Pulitzer por la denuncia de los abusos sexuales que cometieron sacerdotes en Boston

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ritmo trepidante acompaña la investigación de un grupo de periodistas del diario The Boston Globe. Finalizan los años noventa. El secreto y el sacrificio son los elementos más importantes para lograr su objetivo: confirmar y denunciar los casos de abuso sexual infantil cometidos durante décadas por sacerdotes católicos en la ciudad.

En primera plana, ganadora del Oscar a la Mejor Película, se basa en la historia real del trabajo de investigación de un equipo de reporteros, interpretados por Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery y Mark Ruffalo, este último en la piel de Mike Rezendes, ganador del Pulitzer por sacar a la luz estos casos.

—¿Por qué cree que la gente se ha sentido tan interesada en la cinta?
—Porque se acerca a la historia verdadera de una forma sutil, no confronta a nivel personal y porque además no vemos nada explícito. Sin embargo, como espectadores, recorremos el camino de la investigación. Y la película se narra de una manera tan hábil y honesta que al terminar uno entiende por qué logra una credibilidad moral.

—¿Cuál es su opinión sobre la religión?
—Pienso que la relación que cada uno tiene con Dios es única y personal. Yo crecí en un hogar católico, pero mi padre era bahaí, que es una forma de religión de influencia musulmana. Así que desde muy temprana edad tuve contacto con diversas creencias, aprendí lo importante de cada una y eso me formó moralmente. Lo que da pena y tristeza es que la religión sea usada como arma para herir a la gente. Es una antítesis de lo que pregona.
—Como padre, ¿qué tan importante es la religión en su familia?

—No soy tan dogmático, pero las enseñanzas que recibí en casa quedaron profundamente plasmadas en mí. Ese es el compás moral que he querido darles a mis hijos. Para mí la espiritualidad es lo importante.

—¿Cuál fue su sentimiento al terminar la película?
—Sentí un amor más profundo por el periodismo, un oficio que siempre he admirado y que veo como algo muy importante para nuestra sociedad, como una forma de protegernos frente a la tiranía. Es realmente nuestro último recurso, porque sin el periodismo estamos sujetos a toda clase de abusos.

—¿Cuál es su interpretación de por qué hay abuso sexual dentro de la Iglesia Católica?
—Considero que es algo muy complejo, que puede comenzar con la política del celibato. Yo veo el celibato como una cosa opresora, que crea mucha tensión sexual negativa en la gente que lo practica. No estamos creados para apagarnos de esa manera y de alguna forma se manifiesta con comportamientos sexuales represivos, malsanos.

—¿Conversó con el verdadero Mike Rezendes sobre su interpretación?
—Cuando lo conocí, aprendí que es un hombre que respeta el periodismo como una institución que puede salvar al mundo. Él tiene un sentido muy alto de la justicia social. Fui a su casa y parece que vive como un monje: todo está perfectamente alineado, solamente tiene libros, no hay muebles y la cocina está intacta. Es todo un personaje.

En primera plana
Cines Unidos y Cinex