• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Maritza Bustamante: “La televisión venezolana tiene que atreverse”

FOTO CORTESÍA VENEVISIÓN

FOTO CORTESÍA VENEVISIÓN

La artista trabaja actualmente en Reina de corazones, que quizás sea su última telenovela con Telemundo. Mientras, prepara su boda con el cantante Max Pizzolante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No quiero hablar de política” es lo primero que dice Maritza Bustamante cuando atiende el teléfono en Miami. Está residenciada desde hace más de 5 años en esa ciudad, a la que regresó después de finalizar su trabajo en Los secretos de Lucía y donde actualmente graba Reina de corazones

No había actuado en Venezuela desde que hizo Torrente en 2008. Cuando volvió el año pasado para participar en la producción que transmite Venevisión Plus, asegura, no tuvo tiempo de fijarse en qué había cambiado en el país pues el proyecto la absorbió. “El tiempo que estuve allá me entregué a la telenovela. Solo después de tres meses pude visitar a mis padres, que viven en Puerto La Cruz”, dice.

El pasado mes de abril su novio, el cantautor Max Pizzolante, le pidió matrimonio. Aún no sabe cuándo ni dónde celebrarán la boda.

—¿Qué retos representó para usted Los secretos de Lucía?
—El primero fue asumir un personaje tan cambiante en lo emocional. Era una mujer totalmente frágil que me desgastó, sin contar con que la telenovela era de acción. La mayoría de las escenas eran corriendo y llorando. Llegaba a mi casa muy agotada.

—¿Qué fue lo primero que hizo al terminar las grabaciones?
—Me fui con Max a Curazao, que no lo conocíamos. Nos dimos ese regalo y la pasamos riquísimo. Ese viaje me relajó, me permitió desprenderme del personaje. Allá recargué las baterías para el nuevo trabajo que tenía en Miami.

—¿Tiene algún secreto de belleza para trabajar en alta definición?
—¡No vale! Yo le perdí el miedo al HD hace años. Desde la primera telenovela que grabé en Miami estuve en manos de la alta definición. Y lo bonito de trabajar con esa tecnología es que te muestra tal cual eres, el público conoce la realidad. Ahí están mis pequitas. El verdadero trabajo lo tienen quienes iluminan, que te pueden favorecer o destruir.

—Ha interpretado papeles protagónicos y antagónicos. ¿Quiénes se divierten más: las buenas o las malas?
—Nunca pensé que diría esto: las antagónicas son más divertidas porque te permiten experimentar situaciones que nunca vivirás, como meterse en el medio de una relación o mendigar amor. Hacer de villana es más entretenido e interesante, además de que en lo actoral te exige más.

—¿Por qué no quiere hablar de política?
—¡No me des la vuelta! (risas). No voy a hablar de política.

—¿Cuántas telenovelas le quedan con Telemundo?
—No tengo contrato firmado con ellos. Termino Reina de corazones pronto y es muy probable que mi próxima telenovela la haga con otra cadena. Es lo único que te puedo contar.

—¿Cuándo es su boda? ¿Ha adelantado los preparativos?
—No tenemos fecha, nos hemos sentado varias veces y hemos consultado con la familia. Es complicado decidir si la celebraremos acá o en Venezuela. Es realmente difícil porque, además, queremos algo muy íntimo.

—¿Cómo es su boda soñada?
—Lo más importante es que tengo a mi lado el hombre que soñé. Ahorita no me importaría casarme en una playa, los dos solos, eso me haría muy feliz. Yo sabía que él existía, que sí era posible una relación como la que tenemos y eso es lo que más me importa.

—¿Ha sufrido alguna vez por amor?
—Nunca fui de aferrarme a situaciones difíciles. Siempre supe que el amor se daba naturalmente, que no te debe hacer sufrir. Todo el tiempo pensé así y por eso hoy estoy bien. La gente crea situaciones en su cabeza y cae en círculos viciosos, en relaciones tóxicas.

—¿Qué cree que le hace falta a la televisión venezolana para que vuelva a tener el éxito que tuvo en décadas pasadas?
—Ese es un tema que quizás no me incumbe por ser actriz, pues yo solo recibo un libreto, lo estudio y actúo. Pero al comparar las cosas con Los secretos de Lucía, considero que la televisión venezolana tiene que atreverse a romper el molde, a dejar atrás lo predecible. Cuando te arriesgas y haces algo diferente atrapas a la gente.


Los secretos de Lucía
Venevisión plus
Lunes a viernes, 10:00 pm