• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

María Fernanda Lairet refleja su ser en el mágico salar de Uyuni

La artista confiesa que le dio ganas de llorar cuando pisó por primera vez el desierto de sal boliviano | Foto MANUEL SARDÁ

La artista confiesa que le dio ganas de llorar cuando pisó por primera vez el desierto de sal boliviano | Foto MANUEL SARDÁ

La artista inaugura hoy la serie Mi espejo, Bolivia revelada, que contiene imágenes que captó en el desierto de ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Seres que danzan envueltos en telas de color sobre una superficie cristalina confunden al espectador, que no sabe cuál es la imagen original ni cuál es su reflejo. Los detalles de unos pies que dejan su huella sobre el agua, que crean remolinos a su paso, generan la misma duda. Se desplazan sobre el mayor desierto de sal continuo del mundo, el salar de Uyuni en Bolivia, un paraíso natural que cuando está ligeramente cubierto de agua refleja en su extensión todo lo que ve, como un espejo.

A ese lugar se trasladó a principios de año la artista María Fernanda Lairet, que compuso una serie fotográfica llena de color, de vida, de movimiento, cuyas piezas transmiten paz y serenidad. Son los casos de una tela azul que flota por el área como si fuese una nube más del paisaje o unas gotas de agua congeladas en el instante preciso.

Mi espejo, Bolivia revelada es el nombre de la serie. En ella, la diseñadora gráfica de profesión también experimenta con el performance, con el fotoarte. Recrea escenas con otros compañeros de viaje, que vestidos de colores como el rojo, el amarillo y el verde, posaron ante su lente. Algunos están en fila, otras mujeres aparecen desnudas, únicamente cubiertas por una tela roja transparente, que deja al descubierto sus torsos, su anatomía.

“La expedición surgió gracias a un amigo y su papá que es artista, Gastón Ugalde, muy reconocido en Bolivia. Él siempre utiliza de escenario el salar de Uyuni. Durante mucho tiempo nos insistió en que fuéramos, pero yo lo veía como algo lejos. En enero me envió la información y decidí sumarme a la aventura”, expresa la artista caraqueña.

Además del salar, el grupo de viajeros tuvo la oportunidad de disfrutar del Carnaval de Oruro. Allí, Lairet compró las telas y los ponchos que utilizó para las escenas de sus fotografías. “Me maravilló todo lo que vi, cada escenario era distinto, incluso en el mismo desierto. Había zonas de tierra árida, otras estaban cubiertas de agua. El clima también era increíble. A ratos hacía mucho frío y cambiaba repentinamente al calor. Yo, que medito, cuando vi todo aquello confieso que me dieron ganas de llorar. Fue una sensación muy extraña al estar allí. Me vi reflejada, el espejo de la superficie me invitó a mirar hacia adentro, a reflexionar. Fueron tres días en los que traté de no perder ningún instante con la cámara porque cada momento era diferente”, comparte la fotógrafa.


Mi espejo, Bolivia revelada

Estudio Arte 8, avenida Orinoco, edificio Elkano, piso 2, oficina 5, Las Mercedes

Inauguración: hoy, 5:00 pm

Horario: lunes a viernes, de 10:00 am a 5:00 pm