• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

María Dueñas: “Empecé a escribir mis novelas de una manera intuitiva”

María Dueñas | Foto: Manuel Sardá

María Dueñas | Foto: Manuel Sardá

En la obra, la profesora Perera acepta un tedioso proyecto académico que termina por transformarla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marcada por la debacle de su matrimonio, la profesora Blanca Perera decide aceptar el tedioso proyecto académico de catalogar el legado de Andrés Fontana sobre las misiones franciscanas en la California de finales del siglo XVIII. Lo que no sabe es que en la universidad estadounidense de Santa Cecilia hallará al profesor Daniel Carter y, con él, su destino.

No se trata del resumen de una película para el horario vespertino de la televisión un sábado, sino del argumento de Misión olvido (Planeta, 2012), la segunda novela de María Dueñas, autora también de El tiempo entre costuras. Con más de 1 millón de ejemplares vendidos, su ópera prima, sobre una costurera que viaja a Marruecos, llegó a la lista de bestsellers europeos del año 2009, fue traducida a 25 idiomas y pronto se convertirá en una serie de televisión producida por el canal español Antena 3.

Algunos críticos, quizá interesados en desentrañar el secreto de sus millones de ventas –Misión olvido, por ejemplo, vendió 10.000 ejemplares en su primera semana en España–, han querido hallar similitudes entre las dos novelas. No les falta razón, pues en ambos casos el argumento está contado desde la voz femenina, las obras narran el viaje de una mujer fuera España y el punto de partida de cada periplo es el fracaso amoroso. Pero Dueñas se resiste a esa lectura. “Creo que tienen poco en común. Lo único es que ambas tramas despiertan la curiosidad de los lectores y tienen personajes en los que me esfuerzo conscientemente para que tengan carga de humanidad”, dice.

 

La historia como argumento. La autora nacida en la ciudad española de Puertollano, en 1964, conoció las ruinas franciscanas de California en 2005, cuando pasó un semestre en una universidad de la costa oeste de Estados Unidos. Entonces la maravillaron aquellos prodigios mínimos que dan cuenta de la historia de la cultura que se implantó en ese lugar a partir de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

“Las misiones son gratas de ver. Aunque allí no hay monumentalidad, me pareció interesante que el legado de la presencia española en California fuera tan potente”, explica: “Aquellos franciscanos fueron los primeros en poner los pies en un mundo ignoto. Eran unos pobres curas que iban andrajosos. Esa imagen no tiene nada que ver con la campaña colonizadora que nos ha querido vender la historia grandilocuente. Eran apenas un puñado de curas viejos, pobres y hambrientos que, con palos, piedras y humildad, construyeron un mundo nuevo”.

La vocación por la narrativa de Dueñas nació en los intersticios de su trayectoria académica. Durante 20 años, la doctora en Filología Inglesa y profesora de la Universidad de Murcia se dedicó a los planes “a corto y mediano” plazo que le imponía la investigación. Sin embargo, conforme avanzó en su carrera, se encontró con que tenía más tiempo libre y comenzó a llenarlo con fantasías. Así nacieron sus novelas.

“Me sentía con ganas de hacer algo, mas no para cambiar, porque nunca tuve esa intención de empezar a escribir porque no quisiera seguir en la universidad y estuviera buscando una salida. Mas bien, a medida que fui superando todas las metas que me imponía mi profesión, comencé a tener más tiempo libre, así que empecé a escribir mis novelas de una manera intuitiva y sin tener la menor idea de si el libro iba o no a ser publicado”, recuerda la escritora.

Ahora, mientras termina la gira de promoción de Misión olvido, asegura que quiere seguir escribiendo. Y, aunque no quiere revelar el argumento de su próximo título, dice que se embarcará en un reto: una historia en la que una de las voces principales sea la de un hombre.