• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Marcelo Pont: Cien años de perdón no es un plagio

«100 años de perdón» se estrenó en el país en 1998 | Foto Archivo El Nacional

«100 años de perdón» se estrenó en el país en 1998 | Foto Archivo El Nacional

En febrero, críticos y cineastas alertaron sobre el parecido entre el tráiler del filme español y la película venezolana dirigida por Alejandro Saderman

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El director argentino Alejandro Saderman tenía previsto ir al cine el fin de semana para ver la película española Cien años de perdón de Daniel Calparsoro, que estrenaron recientemente. Quería compararla con el largometraje homónimo que dirigió en Venezuela en los años noventa. Al final, tuvo un contratiempo y no pudo hacerlo.

Quien sí la vio fue el director de arte del filme venezolano, Marcelo Pont, quien al salir de la sala se comunicó con Saderman y le informó que no hubo plagio.

“Está descartado”, aseguró Pont, que ha trabajado en cintas como Puras joyitas de César Oropeza y Henry Rivero, El secreto de sus ojos de Juan José Campanella, La Hora Cero de Diego Velasco y Azul y no tan rosa de Miguel Ferrari.

Cuando vio el tráiler se encendieron sus alarmas y le avisó a Saderman sobre la posibilidad de una copia descarada por parte de los responsables de la producción española. Por las redes sociales críticos y cineastas también cuestionaron las similitudes entre el avance y el largometraje protagonizado por Daniel Lugo, Orlando Urdaneta, Aroldo Betancourt, Mariano Álvarez y Elluz Peraza.

“Me quedé helado. Inmediatamente pensé que era la misma película, pero me di cuenta de que la historia no tiene nada que ver con la que hicimos. Incluso, no hay ninguna justificación para que se llame de esa manera”, contó desde Argentina.

En la cinta que dirigió Saderman, que tuvo como contexto la crisis bancaria que se registró a mediados de los años noventa, un grupo de amigos hartos de su situación económica y de la corrupción decide robar una entidad financiera cuyos dueños son deshonestos. “Son ladrones que roban a otros ladrones, mientras que en la cinta española se trata de seis hombres que deciden robar solamente para enriquecerse. No hay ninguna otra razón. Le quitan dinero a los ahorristas”, indicó Pont.

Aunque descartó el tema del plagio, considera que los responsables de la producción española no son tan inocentes. “100 años de perdón se vio en muchos países por televisión. Pienso que pudieron haberla visto hace tiempo y recordaron que existía. Les gustó el título y quisieron hacer un filme sobre un robo a un banco. Hay cierta estética, detalles similares como los afiches en los que aparece la caja fuerte redonda. Claro, esto no es demostrable ni tan grave. Quentin Tarantino lo hace. Lo que pasa es que él sí dice qué le sirvió de inspiración”, manifestó el director de arte nacido en Córdoba en 1957.

La semana pasada el periódico El País se refirió al hecho en un trabajo que tituló “Cien años de perdón, un estreno precedido de polémica”. En el texto Calparsoro negó las acusaciones. Defendió la originalidad del guion y aseguró que no está inspirado en ningún otro. Recordó, además, que en la historia del cine hay muchas cintas sobre robos. La productora Emma Lustres, de Vaca Films, también señaló lo mismo: “Es surrealista que alguien pueda hablar de plagio. Nuestra película es muy española, es imposible que se parezca. Habrá cosas similares como en muchas otras. A fin de cuentas, los atracos son un subgénero en sí mismo”.

Pont es seguidor del trabajo del guionista Jorge Guerrica Echevarría, responsable de la historia de Cien años de perdón de Daniel Calparsoro. Destaca de él cintas como Celda 211 de Daniel Monzón y Los crímenes de Oxford de Álex de la Iglesia. “Sin embargo, acá siento que hay cosas que no cierra. No me parece mala, pero este tipo de historias deben tener un cierre, no dejar cabo sueltos”.