• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Madrastras que rompen estereotipos

Paula Bevilacqua y su familia / Cortesía: Instagram Paula Bevilacqua

Paula Bevilacqua y su familia / Cortesía: Instagram Paula Bevilacqua

Cinco mujeres del star system criollo rompen el estereotipo de lo que se piensa son las madrastras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al definir el arquetipo de las madrastras, Carl Jung las describió como madres con rasgos destructivos. Como ejemplos se pueden mencionar la cruel reina de Blancanieves y la esclavizadora viuda de La Cenicienta. Lo cierto es que en el imaginario colectivo esta figura está llena de sombras y oscuras intenciones. Son, en resumen, las malas de la película. 

Sin embargo, en la vida real, Kerly Ruiz, María Antonieta Duque, Paula Bevilacqua, Ana María Simón y Alejandra Sandoval rompen con el estereotipo y ayudan a sus parejas a criar a los hijos que han tenido en sus matrimonios anteriores, sin intentar ocupar el lugar de sus madres. Se toman este papel con amor, respeto y compromiso. 

Los comienzos no siempre han sido fáciles, pero la paciencia y el tiempo han dado paso a relaciones maduras y constructivas. Hoy ellas dicen que su amor de madrastras es correspondido y que, más que madres sustitutas, son amigas de sus hijastros. 

“Quiero ayudarla a crecer”

Antes de que comenzaran a tener una relación sentimental, Kerly Ruiz e Irrael Gómez eran amigos. Así que la animadora ya conocía a Sophia, la hija de su actual esposo. 

“Nos parecemos en la personalidad. Nos respetamos mucho, me hace caso. Me ve como una amiga, me cuenta lo que no le dice a su papá. Ya tenía una buena relación con toda la familia de Irrael y eso nos ha ayudado. Es difícil regañarla, me cuesta. No me gusta. Creo que los niños son tan inteligentes que hay muchas maneras de decirles las cosas sin gritarles. Me he esforzado por hacerle entender que quiero ayudarla a crecer.

Para mí es complicado porque soy un poco alcahueta. Ella es cómica porque el papá la regaña y se queja conmigo. Y la defiendo, aunque ella me cuenta la mitad. Es muy viva y me encanta. Ella me ayudó a diseñar el vestido de novia, planeamos la boda juntas. Cuando estuvimos en Disney, como a Irrael no le gustan las montañas rusas, nos burlábamos de él. Hasta sacamos una línea de ropa juntas, Braganza Moda. Ella diseñó para las niñas y yo para las más grandes”.

“Dios me mandó los hijos que no tengo”

María Antonieta Duque nunca pensó que se casaría con hombres con hijos, pero lo ha hecho dos veces. En su primer matrimonio fue madrastra de Waleska. Ahora, casada con Manuel Fraiz-Grijalba, lo es de Valentina, Manuel Federico, Samantha y Galeana. Y también es abuelastra.

“Con los hijos de mis parejas siempre ha sido amor a primera vista, nos la llevamos muy bien. En el caso de las hijas pequeñas no les dijimos de un trancazo sobre nuestra relación y recuerdo que ellas querían que nos empatáramos, fueron parte del proceso. Ambos veníamos de divorcios y no pensábamos en casarnos tan rápido. Y ellas insistían.

Todo es perfecto cuando estás ahí, pero también tienes que regañarlos. Ellos tienen que entender que estamos en las buenas y en las malas. Y eso es trabajo en equipo junto con sus padres. Lo hemos manejado bien, Dios me mandó así los hijos que no tengo. Para mí es una bendición, se han convertido en mis amigos. También soy abuelastra. Me gusta que las nietas me digan abuelita”.

“Me lo tomé con calma”

Antes de ser mamá de Micaela, Ana María Simón asumió el papel de madrastra con Giselle, Rafael, Andrés y Adrián, los hijos de Rafael “el Pollo” Brito, quienes en las redes sociales la llaman “la mejor madrastra del mundo”.

“Cuando el Pollo me dijo que era padre fue un alivio porque cuando comencé a salir con él, hace 9 años, en mis planes no estaba tener hijos. No me iba a salir con aquello de que 'tengo 40 y no soy papá'. Eso hizo que esos primeros años fueran muy chéveres.

Con los chamos, al principio, fue complicado porque cuando no tienes el apoyo de la mamá de los niños las cosas se enredan. La cosa tomó su tiempo, pero como no tenía nada que temer, me lo tomé con calma. Ellos crecieron y entendieron que su papá está conmigo. Con el tiempo comprendí que toda la situación era producto de otras cosas, que no tenían nada que ver conmigo”.

“Es parte de mi vida”

La colombiana Alejandra Sandoval conoció a Camila por Skype, cuando su papá, Jorge Reyes, vivía en Colombia. Su experiencia como madre y como psicóloga ha jugado a su favor.

“Siempre hemos tenido afinidad. El amor es mutuo. Habrá quien asuma este papel con miedo, pero creo que es más común que teman las mujeres que no tienen hijos.

Yo a Jorge lo conocí con su pasado. Asumí a su hija como parte de mi vida. Fui muy cuidadosa en entrar en su mundo en la medida en la que ella lo permitiera. La regaño cuando amerita. Ella siempre ha entendido, le explico, hablo con ella. Es muy juiciosa. Pero un niño es niño y cuando es necesario la corrijo y ya.

Yo tenía experiencia, no solo con Valeria, mi hija. Soy psicóloga, también daba clases de modelaje y había compartido con niños antes”.

“Al comienzo no fue fácil”

Paula Bevilacqua es madrastra de Oriana, la hija de Cristóbal Lander y Gaby Espino. El instinto maternal de la actriz la ayudó a cultivar la relación.

“Al comienzo no fue fácil porque estaba en la etapa de ‘papi mío’ y ver otra figura femenina era complicado para ella. Pero siempre he tenido el instinto de madre a flor de piel y no se me hace difícil caerle bien a un chamo. Cuando salí embarazada, ya Oriana había tenido un hermanito. Así que fue Gaby la que pasó esa etapa compleja con ella, le dio el rol de hermana mayor, procuró que no le dieran celos y la involucró con Nickolas.

Es superinteligente, muy madura por su estilo de vida. Ahora que estoy de nuevo embarazada de un varón, dice que prefería que fuera hembra, para tener dos niñas y dos niños. También dice que ya somos muchos. Es muy graciosa, tiene mucha chispa”.