• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Macbeth, una reflexión actual sobre la maldad política

Macbeth | Williams Marrero

Macbeth | Williams Marrero

Orlando Arocha dirige una versión del clásico de Shakespeare contextualizada en la sociedad contemporánea y ambientada en una morgue. La obra se presenta en La Caja de Fósforos, una nueva sala de teatro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al entrar en la sala de teatro hay cadáveres por doquier. Algunos están en las camillas, otros en el piso. También hay manchas de sangre por todos lados. Es una escena tétrica que podría ajustarse a la de un campo de batalla. Pero no es una película de guerra, sino una morgue.

En ese contexto cruento —que se representa en La Caja de Fósforos, nueva sala de teatro en Bello Monte— se desarrolla durante dos horas y media uno de los grandes clásicos de la dramaturgia universal: Macbeth de William Shakespeare. Es una versión contemporánea en la que la muerte está tan presente como en la sociedad venezolana, pero que mantiene el espíritu de la pieza escrita por el dramaturgo inglés en el siglo XVII, que no ha perdido vigencia. Aún el poder y la ambición desmedida siguen siendo cánceres sin cura en el ser humano.

En la obra dirigida por Orlando Arocha las brujas, las hermanas fatídicas, están representadas por unos personajes grotescos, que entran a escena como unos supuestos empleados de limpieza que juegan y vejan los cuerpos inertes. Ellas se le aparecerán a Macbeth y a su amigo Banquo, para anunciarles una profecía: el primero será nombrado barón de Cawdor y luego rey de Escocia, mientras que el segundo será padre de reyes.

A partir de ese momento y envenenado por la ambición desmedida de su esposa, Lady Macbeth, el protagonista de esta historia comenzará a hacer todo lo posible para que la predicción del oráculo se cumpla, sin importar si tiene que matar para lograr su propósito.

En la pieza coproducida por Teatro del Contrajuego y Hebu Teatro la interpretación de esta pareja recae en Juan Carlos Gardié y Diana Volpe. Ambos se destacan por la fuerza y la humanidad que le proyectan a sus papeles, a ese par infantil, juguetón, que está lleno de contradicciones y al que la sed de poder no logra saciar, a pesar de conseguir el trono con las manos manchadas de sangre.

“El tema fundamental en Macbeth es lo engañoso que puede ser el poder, pues cuando se aleja de un sistema ético se transforma en un elemento corrupto. Esta pieza en realidad habla sobre la maldad política, que viene de una cierta indiferencia de lo humano. Es un poder que se cree inmune, que piensa que nunca va a tener enfermedades, que nada lo puede herir y más si se lo ha dicho un oráculo; pero es tramposo, como todos”, expresa Arocha.

El director quiso contextualizar su versión del clásico en una morgue porque considera que es un tema omnipresente en el país: “En nuestra nación hay mucha violencia y ya somos indiferentes a ella, la morgue es la imagen fundamental de eso. Es un lugar que se ha convertido en algo tan importante como el Parque del Este o el Panteón Nacional. Es un palacio, un castillo siniestro, que está en la mente de los venezolanos. Pensemos un poco, ¿qué está más presente en la mente de los venezolanos?, ¿el Museo de Bellas Artes o la morgue de Bello Monte?”.

En la obra, que se presenta hasta el 9 de junio, hay una pugna constante entre el mundo militar y el civil, una lucha entre los que quieren libertad y los que solamente saben vivir en un sistema déspota. Aunque muchos espectadores podrían considerar que el montaje es una crítica a la sociedad actual, Arocha dice que no es su objetivo sentar una posición. “La interpretación se la dejo al público, que termina viendo lo que quiere. Puede haber un calco de la realidad, pero eso es una lectura. No queremos ser tan unidireccionales. Es un texto que arrastra a cualquier persona que vive en un país donde hay abusos de poder y problemas de legitimidad. Hay frases rotundas, que son un golpe a la conciencia”, considera el director.


Macbeth

La Caja de Fósforos, al lado de la Concha Acústica de Bello Monte

Hoy, 8:00 pm

Mañana, 6:00 pm

Entrada: 50 bolívares 


De inauguración

Con el estreno de Macbeth se inaugura otro espacio para las artes en la capital: La Caja de Fósforos, que es dirigida por Orlando Arocha, Diana Volpe y Ricardo Nortier. La versión de Shakespeare se iba a presentar el año pasado en el Teatro de Chacao, pero les cambiaron la fecha y le recortaron la temporada, lo que consideraron una falta de respeto. El cambio de escenario, sin embargo, ha sido provechoso. “Ahora presentamos un texto más íntimo, directo con el público”. Sobre la nueva sala, que está en Bello Monte, el dramaturgo dice que allí presentarán teatro de arte: “No significa que el resto no lo sea, sino que aquí pretendemos montar grandes textos, contemporáneos o clásicos”.