• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El MACC cumple cuatro décadas con el reto de no olvidar su pasado

Edgar Gonzalez, presidente de la Fundacion Museos Nacionales / Leonardo Guzmán

Edgar Gonzalez, presidente de la Fundacion Museos Nacionales / Leonardo Guzmán

El jueves la institución conmemoró otro aniversario desde que abrió sus puertas al público. Los especialistas consideran que se deben retomar los caminos que se interrumpieron con la destitución de Sofía Imber, hace más de diez años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En medio de las manifestaciones estudiantiles que se realizan en todo el país y del luto nacional por las muertes violentas que –en el marco de éstas– se han registrado en los últimos días, el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas cumplió el jueves cuatro décadas.

Desde su inauguración, en las instalaciones de Parque Central, la institución se convirtió rápidamente en un centro dinámico en donde se organizaban individuales de artistas internacionales como VictorVasarely, Paul Klee, Lucio Fontana, Henry Moore, George Segal, FernandLéger, Francis Bacon, Robert Motherwell, David Smith, Larry Rivers y Fernando Botero. Los creadores nacionales también tuvieron grandes y notorias exhibiciones, entre ellos Armando Reverón, Bárbaro Rivas, Francisco Narváez, Héctor Poleo, Manuel Cabré, Jesús Soto, Carlos Cruz-Diez, Alejandro Otero, Gego, Marisol, Jacobo Borges, Seka, Víctor Valera, Luisa Richter, Víctor Lucena y Francisco Salazar.

La presencia de los presidentes era imprescindible en las inauguraciones y en los actos en los que se presentaba la expansión del museo, que pasó de sus 800 metros cuadrados iniciales a ofrecer 21.000 metros cuadrados de arte. En el archivo fotográfico de la institución hay imágenes de Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchimientras recorrían los pasillos y admiraban las exposiciones.

El modelo de gestión liderado por la directora-fundadora del museo, Sofía Imber, fue un ejemplo para América Latina y el mundo. Tanto así que para honrar  su trabajo riguroso y continuo en pro de la cultura, en 1990 el entonces presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, y el gobernador del Distrito Federal, Virgilio Ávila Vivas, publicaron el decreto según el cual la institución amplió su denominación con la incorporación del nombre de la periodista. La decisión, sin embargo, fue revocada en 2006, cuando el gobierno de Hugo Chávez suprimió el añadido de “Sofía Imber” mediante un breve comunicado con membrete del Ministerio de Cultura y de la Fundación Museos Nacionales. De Maccsi, las siglas cambiaron a MACC.

“Sinceramente no entiendo por qué no lo habían hecho antes. Habría sido más coherente quitar mi nombre el mismo día que me sacaron de allí, sencillamente, por tener el mejor museo de América Latina. Desde que me botaron empezó a rodar la especie. Esto fue un poco como el viaducto, que todos sabían que se iba a estropear hasta ser inutilizado y finalmente así sucedió. A la institución la llamaban 'el Museo de Sofía', frase que se convirtió en un decir, un lugar común”, expresó la promotora cultural en una entrevista con El Nacional.

En la última década, después de que Chávez destituyera a Imberde su cargo durante una emisión se su programa, Aló, presidente, han sido nombrados más de una decena de directores. La alta rotación ha generado una inestabilidad que especialistas y críticos consideran que ha alejado al centro de arte del contexto mundial. También han cuestionado la falta de políticas que promuevan la adquisición de nuevas obras para la colección.

“De acuerdo con el Consejo Internacional de Museos, con sede en la Unesco, para que una institución museística pueda denominarse como tal debe poseer una sólida colección permanente. Ni en el Museo de Arte Contemporáneo ni en los otros museos nacionales se han adquirido obras de valor desde hace años, por lo que el patrimonio artístico y cultural de la nación ha sido triste y lamentablemente lacerado, disminuido”, expresa el curador Miguel Miguel García.

Para el investigador Félix Suazo, la conmemoración del reciente aniversario es propicia para recordar y reconocer el pasado del museo, cuando llegó a ubicarse en la vanguardia internacional.

“La creación del MACC marcó un hito en la historia cultural del país, que rindió su fruto con colecciones copiosas de artistas nacionales e internacionales. Se hicieron trabajos importantes en relación con la labor con el público y con las investigaciones temáticas y persistentes. Se crearon modelos experimentales como las extensiones desde el este y el oeste. De cara a la situación actual y del futuro, son acontecimientos que uno debe reconocer porque indican la posibilidad de que en algún momento se retomen esos caminos que fueron interrumpidos”.

El museólogo considera que aunque la situación actual de los museos es dificultosa en materia de adquisición de obras, de investigación y de promoción del patrimonio es importante retomar esas tareas.

“El reto que tiene el actual presidente de la Fundación  Museos Nacionales, Edgar González, así como cualquier director de museo, es retomar la actividad museística a partir de los requerimientos de la misma. ¿Cómo se logra? Invirtiendo tiempo y recursos, y sobre tododisposición, para que se desarrollen las políticas de investigación, de publicación para todo público, para que se incrementen los patrimonios de los últimos 13 o 14 años, para que se dé a conocer el trabajo de los creadores nacionales. Lo que hace falta es voluntad política y apoyo a las instituciones”.