• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Luz Marina desnudó un puñado de sus canciones favoritas

Luz Marina y Gustavo Carucí | Foto: Manuel Sardá

Luz Marina y Gustavo Carucí | Foto: Manuel Sardá

El dúo presentará en directo el álbum De todas maneras rosas esta noche en La Castellana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las sesiones de grabación del disco De todas maneras rosas, sexta entrega del catálogo de Luz Marina Anselmi, no fueron una experiencia nueva para la cantautora ni para el arreglista y multiinstrumentista Gustavo Carucí. El dúo ha compartido musicalmente desde hace 15 años. Por eso se respira un aire de espontaneidad en el álbum que será presentado esta noche en un escenario que conocen bien: la sala de conciertos del Centro Cultural BOD-Corp Banca.

El formato de guitarra y voz generalmente es un reto porque deja en la intérprete toda la responsabilidad. Se supone, en teoría, que así como un artista puede estremecer al público apoyado en una gran banda, también debe conectarse con la audiencia y transmitir emociones en una velada íntima y sin ningún artificio.

“Cuando decides irte al tema desnudo, sin más que su poesía, tienes que identificarte plenamente con la letra para hacerlo tuyo. Gustavo, que es el arreglista, acompaña maravillosamente ese sentimiento”, dice la artista, sentada muy cerca de la taquilla en la que se venden entradas para su show.

De todas maneras rosas, álbum que se construyó a partir de una idea del productor y melómano Federico Pananins, muestra a la intérprete en una faceta nueva, por lo menos en lo que se refiere a los discos. Las piezas corresponden a autores que provienen de lugares conceptualmente distintos, que pasan por el filtro de Luz Marina y Carucí para lucir homogéneos, como si se tratara de la obra de un solo e irrealmente maravilloso compositor.

Conviven en el repertorio “Ansiedad” de Chelique Sarabia y “De polo a polo” de Aldemaro Romero con “Crimen” de Gustavo Cerati, “Yo vengo a ofrecer mi corazón” de Fito Páez y “Contigo” de Joaquín Sabina. También interpreta, desde su particular perspectiva, a Juan Luis Guerra, Rubén Blades, Joe Cuba, José Alfredo Jiménez y Tite Curet Alonso, quien es el autor del tema que le dio nombre a la producción.

“Siempre he sido un convencido de que las versiones originales son irrepetibles –expresa Carucí–. Son joyas, son obras maestras. Entonces, este trabajo de convertirlas en otras es un reto. Como no puedo hacer lo que hace una orquesta, busco una reducción, para adaptarlas a mis posibilidades. ¿De dónde me agarro? De la melodía. Las desnudamos y las presentamos en un contexto armónico diferente”.

Para Luz Marina, quien en 2007 lanzó Coincidencias –un disco elogiado por la revista Billboard–, las canciones incluidas en el nuevo tienen como denominador común el hecho de que rozan desde diferentes ángulos el tema del amor: “Hablan de una entrega absoluta, de la importancia de amar para vivir, para perdonar, para fluir... Eso está presente en todas las letras. Ese es un punto muy importante”.

Esta noche Luz Marina y Carucí interpretarán en su totalidad el contenido del álbum, que está disponible en iTunes y que próximamente estará a la venta en formato físico. Pero, para complacer a aquellos entusiastas que deseen escuchar temas de su repertorio habitual, invitó a dos aliados de lujo: el percusionista Carlos “Nené” Quintero y el contrabajista David “el Zancudo” Peña, miembro de Ensamble Gurrufío.