• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Luis Miguel, el Sol de México, brilló en Caracas con la luz de la nostalgia

Luis Miguel deleitó a sus seguidores en la USB | Raúl Romero/ El Nacional

Luis Miguel deleitó a sus seguidores en la USB | Raúl Romero/ El Nacional

Los éxitos “Fría como el viento” y “Tengo todo excepto a ti”, entre otros, cautivaron a sus fanáticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nostalgia y el recuerdo marcaron la pauta el sábado en la noche, en la Universidad Simón Bolívar durante el concierto de Luis Miguel. Para beneplácito de sus fanáticos, el cantante mexicano se mostró parlanchín con el público, al que le pedía con frecuencia que escogiera qué tema debía cantar.

Entre los éxitos que interpretó el hombre conocido como "el Sol de México" estaban “Mujer de fuego”, a la que siguió “Suave” y “Si te vas”, así como una serie de boleros que los asistentes corearon como “Historia de un amor”, “Se te olvida” y “Tres palabras”. “Fría como el viento” y “Tengo todo excepto a ti”, arrancaron los aplausos y los gritos de sus fanáticos a quienes el cantante les dio varias oportunidades de acompañarlo, al dirigir el micrófono hacia el frente, donde estaba el público.

“Hermoso público de Caracas, Venezuela", dijo el músico: “¿Saben qué vamos a hacer ahora? Vamos a recordar temas que quedaron allí en su momento, pero tuvieron significado para quienes los escribieron, el que los cantó y quienes los escucharon”. Y comenzó luego a interpretar un popurrí de canciones que incluía los temas “No me puedes dejar así”, “Palabra de honor”, “Entrégate” y “La incondicional”.

El cantante residenciado en Miami, que ha vendido alrededor de 60 millones de discos en el mundo y tiene una decena de premios Grammy, cantó también en inglés. Mientras en la pantalla de la tarima se iluminaba la cara del inmortal Frank Sinatra, Luis Miguel entonaba la canción “Come Fly with Me” ("Ven a volar conmigo") que aparece en el disco de dúos del músico estadounidense conocido por sus ojos azules. A esta interpretación le siguió uno de los temas favoritos del público, “Tú y yo”, y un grupo grande de los asistentes empuñó enormes girasoles, que el mexicano saludó desde la tarima con la mano.

“¿Qué tal, Venezuela?, ¿Qué quieren cantar? ¿Algo romántico? ¿Algo para bailar?”, preguntó mientras recibía flores y franelas que le tiraban desde el público. Y allí mismo se animó la noche.

Cerca de veinte minutos antes de que terminara el concierto, el escenario se iluminó con una explosión de luz blanca que anunció el segmento de las canciones más movidas del repertorio del Sol. Al ritmo de “Qué nivel de mujer”, se le vio bailar con el movimiento de caderas que volvía locas a varias generaciones de mujeres en la década de los años noventa.

El público asistente fue menos del esperado, lo cual quizá tenga que ver más con la situación económica del país que con el cariño y la admiración que se le tiene al músico en Venezuela. Paradójicamente, en la sección donde más gente había era la doble platinum, equivalente a la VIP. La preventa de las entradas comenzó en agosto en 850 bolívares las más baratas, pero la noche del concierto muchos aseguraban que con la inflación la más barata había llegado a costar 2.000 bolívares.

Para los que vieron al Sol el sábado en la noche en Caracas, el brillo fue el mismo de hace diez años.



mroche@el-nacional.com