• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Louvre lanza el proyecto "Pyramide" para recibir mejor a sus visitantes

Museo de Louvre / archivo

Museo de Louvre / archivo

La realización de un nuevo plano-guía y la instalación de paneles trilingües en todo el museo, francés, inglés y español, hasta ahora existentes solo en francés forman parte de las mejoras previstas.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Louvre se prepara para mostrar un nuevo rostro gracias al proyecto "Pyramide", primera etapa de una profunda remodelación de sus infraestructuras presentada hoy y destinada a recibir mejor a sus más de 9 millones de visitantes anuales.

El proyecto, presupuestado en 53,5 millones de euros (69,2 millones de dólares), se enmarca en una estrategia global de revalorización de las colecciones iniciada a finales de junio y que concluirá en 2017, sin que la pinacoteca deje de funcionar en ningún momento.

Este es uno de los aspectos más complejos del plan, que se realizará por etapas, sobre una superficie de 7.000 metros cuadrados, según indicaron los responsables de las obras en una cita con la prensa inaugurada por una visita de las infraestructuras actuales.

El presidente y director del Louvre, Jean-Luc Martínez, resaltó a continuación que el proyecto responde a dos necesidades principales, recibir mejor al público y favorecer así su encuentro con el arte, pero también permitir que los agentes del museo trabajen en mejores condiciones.

Es decir, sin la continua algarabía que padecen bajo la pirámide acristalada del arquitecto chino-estadounidense Ieoh Ming Pei inaugurada en 1989, convertida hoy en uno de los distintivos de París y en elemento obligado de toda visita al Louvre.

Razón por la que el 60 % del público entra en el museo por sus puertas giratorias centrales, dos de los elementos llamados a desaparecer, en este caso para agilizar el acceso.

De la mejor y más invisible manera posible, el proyecto deberá además proteger a los agentes del sol potenciado por el vidrio del icónico poliedro, bajo el que trabajan durante horas.

Todo ello sin tocar apenas la magistral arquitectura de Pei, quien ha dado su aprobación a los cambios propuestos por la agencia de arquitectura Search.

Martínez adelantó que en 2014, como en los dos años anteriores, se prevé que el museo vuelva a superar los 9 millones de visitantes.

En 1983, cuando se comenzó a proyectar la pirámide, el Louvre recibía 2,5 millones de visitantes y cuando la inauguró, en 1989, pasó a 4,5 millones, para alcanzar los 9,7 millones en 2012 -año inaugural del departamento de Artes Islámicas- y 9,3 millones en 2013.

Entre el 60 y el 70 por ciento son "primovisitantes" y el 70 por ciento extranjeros, a quienes la reestructuración en curso evitará colas para entrar al museo y una vez dentro les permitirá orientarse mejor, pero también adquirir su entrada, acceder a los sanitarios y el guardarropas más fácilmente.

El proyecto "Pyramide" no termina ahí, pues incluye entre otras medidas la reestructuración de la venta de entradas por internet, que se espera que esté operativa en la primavera de 2015.

La realización de un nuevo plano-guía y la instalación de paneles trilingües en todo el museo, francés, inglés y español, hasta ahora existentes solo en francés forman parte de las mejoras previstas.

Tras la remodelación, se espera igualmente que el emblemático, luminoso pero también ruidoso Hall Napoleón recupere bajo la pirámide "su nobleza y serenidad".

La financiación no requirió subvención estatal, ya que utilizará los ingresos aportados por la participación del Louvre en la creación del futuro Louvre en Abu Dabi, indicaron.

Primero gracias a un fondo de dotación de 120 millones de euros (155,3 millones de dólares), cuyas rentas costearán alrededor de un cuarto del presupuesto, mientras que el resto se completará gracias a los préstamos de obras también a Abu Dabi, y un 10 %, entre 5 y 6 millones (de 6,4 a 7,7 millones de dólares), quedarán en manos del mecenazgo.