• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Lorenzo Vigas: “Hice esta película pensando en Cannes, Berlín y Venecia”

La película se estrenará en Venezuela el primer trimestre de 2016 | CORTESÍA LORENZO VIGAS

La película se estrenará en Venezuela el primer trimestre de 2016 | CORTESÍA LORENZO VIGAS

La cinta Desde allá integra la selección oficial de la Mostra, el segundo certamen internacional de cine más importante del mundo. La cita comenzará el 2 de septiembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lorenzo Vigas se define como obsesivo, perfeccionista, riguroso. “A veces es bueno, otras es malo. Para mi equipo de trabajo fue muy pesado, porque filmamos una gran cantidad de material. Hubo tomas que repetí 25 veces”.

Se refiere al proceso de producción de su ópera prima, Desde allá, que tardó varios años en estar lista. Nunca tuvo apuros. “Estaba buscando la excelencia, quería que estuviera entre las mejores de todos los continentes. Hice esta película pensando en Cannes, Berlín y Venecia, donde se realizan los festivales más importantes”.

Y lo logró. Lorenzo Vigas será el primer venezolano en competir en la selección oficial de la 72ª edición de la Mostra de Venecia, el segundo certamen de cine más importante después de Cannes.

“La película forma parte de una trilogía que tiene que ver con la paternidad: Los elefantes nunca olvidan (cortometraje que fue mostrado en Cannes), Desde allá y terminará con La caja, cuyo guion está listo. Las tres abarcan las distintas aristas de este tema, desde la paternidad irresponsable, la terrible, pero también la afectuosa, la buena”, señala el cineasta.  

Esta obsesión por la paternidad no tiene que ver con un tema familiar. Asegura que tuvo una gran relación afectuosa con el maestro Oswaldo Vigas, su padre. “Es más una cuestión del inconsciente colectivo. Me salió algo del arquetipo paterno que compartimos los latinoamericanos. Es como un canal para interpretar cómo vemos esa figura”.

El protagonista de su ópera prima es Armando, un hombre de 50 años, interpretado por el chileno Alfredo Castro. Este personaje, dueño de un taller de prótesis dentales, recorre las zonas populares de Caracas en búsqueda de jóvenes que le acompañen a su casa a cambio de dinero. Pero no tiene contacto con ellos. Establece una relación a distancia. Hasta que se encuentra con Elder, un malandro que acaba de cumplir la mayoría de edad que le propina una paliza cuando se lo lleva a su casa. “A partir de ahí se establece una relación que es la clave de la película. Para mí era importante que se vieran todos los estratos sociales de Caracas. Armando es un tipo de dinero, que prefiere vivir en la Candelaria, pero persigue a una persona mayor, que es rico pero no sabemos quién es”.

Este acento venezolano era importante para Vigas. Por eso le pareció una mala idea cuando Guillermo Arriaga trató de producirla en otro país. “La idea de la película fue en conjunto, pero el guion lo escribí yo. Tardé como tres años. En un momento en que Guillermo se descuidó, le quité la película y me la traje para hacerla acá. Con toda la tensión social, la situación que está atravesando Venezuela, la historia iba a agarrar mucha más fuerza”.

Vigas celebra que su ópera prima haya sido seleccionada para el Festival de Venecia. “En este momento que estamos aislados en este país, donde cada vez se hace más difícil sacar cosas afuera, es cuando suceden cosas interesantes con el arte. Creo que en Venezuela está empezando a ocurrir una emancipación cultural y mi película es un signo de esto”.

La cinta competirá con 20 filmes de alto calibre en septiembre. Luego continuará su recorrido por festivales, hasta que llegue a las pantallas venezolanas, que tendrán que esperar al primer trimestre de 2016.

El García Bernal venezolano
Han pasado 56 años desde que Araya, de Margot Benacerraf, logró entrar en la selección oficial de Cannes. En esa oportunidad se trajo a casa el Premio de la Crítica.  

Desde allá de Lorenzo Vigas es la primera película venezolana que compite por un León de Oro, el principal galardón de la Mostra. En orden de importancia, los festivales clase A son Cannes, Venecia y Berlín. 

De su cinta, Vigas destaca el intenso trabajo de los actores, desde el protagonista Alfredo Castro, chileno que participó en el filme No de Pablo Larraín, hasta el venezolano Luis Silva, joven que interpreta a Elder. “La gente que ha visto la película lo compara con Gael García Bernal. Va a ser una sensación mundial”.