• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Lincoln disipa las sombras en un año electoral

Lincoln

Lincoln

Como cazador de vampiros o encarnado por Daniel Day-Lewis, el presidente estadounidense que genera más consenso es un tipo de superhéroe

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

George Washington y Simón Bolívar podrían tener alguna similitud si se compara la historia republicana de Estados Unidos con la de Venezuela. Pero en la lista de presidentes de la nación, desde José Antonio Páez hasta la fecha, cuesta encontrar uno que despierte la benévola unanimidad de estudiosos, políticos y ciudadanos a su alrededor como Abraham Lincoln en la unión de 50 estados. En año de elecciones (y es sabido que el acto de votar no siempre sana las heridas de un país), Hollywood ha volcado su mirada hacia el "Honesto Abe" (Abraham), símbolo de consenso que contrasta con la profunda polarización entre demócratas y republicanos. 

Abraham Lincoln: cazador de vampiros, película inspirada en una novela de fantasía de Seth Grahame-Smith en la que el presidente que mantuvo la cohesión de Estados Unidos en medio de la Guerra de Secesión patea traseros en su juventud a los chupasangres que mataron a su mamá Nancy, se estrenó este fin de semana en Venezuela. 

Lincoln, una biografía centrada en los meses previos al magnicidio de 1865, que dirigió Steven Spielberg y protagonizó el británico Daniel Day-Lewis, llegará tentativamente a las salas el viernes 9 de noviembre, en la misma semana de la elección entre el demócrata y afrodescendiente Barack Obama y el republicano y mormón Mitt Romney. 

"Lincoln fue el Batman del siglo XIX: un tipo ordinario y extraordinario al mismo tiempo", lo definió Timur Bekmambetov, el director deAbraham Lincoln: cazador de vampiros, que cosas de la globalización  nació en Rusia en 1961, el país que estuvo cerca de la destrucción mutua junto con la patria del "Honesto Abe". "Es lo más cercano a un superhéroe de historietas que el país ha visto. Vino de la nada, sin dinero ni educación, pero llegó al cargo más alto y salvó a su país. Es el republicano que hasta los demócratas toman como modelo. Además, era físicamente fuerte y medía 1,90 metros de estatura", concluyó el novelista y especialista del cómic Christopher Farnsworth. 

Imagine un filme de la Villa del Cine en el que un Bolívar adolescente, por ejemplo, ensarta una espada de plata a un espanto llanero: quizás sería visto como ridiculización del padre de la patria de rostro reconstruido por computadora. 

En Estados Unidos, a nadie parece desagradarle mucho que el actor Benjamín Walker (el joven Liam Neeson en Kinsey), con largas patillas, le caiga a hachazos a unos vampiros: Lincoln disipa las sombras de una nación dividida. 

Casi 300 retratos en cine y TV

Una encuesta entre expertos historiadores celebrada en 2000 le colocó entre los tres mejores presidentes de la historia de Estados Unidos, junto con Washington y Roosevelt. 

Otra medición de 2011 lo ubicó entre los tres más populares de todos los tiempos del pueblo estadounidense, al lado de Bill Clinton y Ronald Reagan. 

Aunque no existen registros de cómo era su voz (el fonógrafo se inventó en 1877), Abraham Lincoln tiene también el récord de presidente con más caracterizaciones en cine y televisión (297 desde 1911, según la base de datos Imdb.com), así como otras docenas más en revistas de historietas, en las que combatió al lado del Hombre Araña o el Capitán América. 

Su rostro está en billetes de 5 dólares y en monedas de un centavo. Se dirigió a los niños a través de un robot estrenado en 1964 en Disneylandia. No sólo combate vampiros, sino también zombies en un filme de bajo presupuesto estrenado este año. Ha sido caricaturizado en Los Simpson (ayudó a la tatarabuela de Bart, Mabel, a escapar de la persecución política), FuturamaSouth Park Animaníacos. Peleó contra el muñeco de plastilina de George Washington en Celebrity Deathmatch de MTV. Figuró en un episodio deViaje a las estrellas como personificación del bien en 1969. Se trató de evitar su asesinato en un episodio de 1961 de la primera serie de La Dimensión Desconocida. Se le apareció en la clase de Historia a un Keanu Reeves adolescente en Las alucinantes aventuras de Bill y Ted y a Jackie Chan en Fantasy Mission Force (1982). 

Gregory Peck lo interpretó en la película de televisión The Blue and the Gray (1982). Su estatua cobró vida en la segunda parte de Una noche en el museo (2009). 

El reciente Festival de Cine Independiente de Estados Unidos incluyó una cinta sobre el juicio posterior al asesinato, La conspiración (2010), de Robert Redford.