• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Lily Collins: Mi padre me aconseja que no dé importancia a las críticas

Lily Collins / REUTERS

Lily Collins / REUTERS

En plena promoción de la primera entrega de la adaptación de la saga fantástica de Cassandra Clare, la actriz de 24 años se perfila como un talento emergente en Hollywood

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de ser Blancanieves con Julia Roberts como madrastra y aspirante a escritora en "Stuck in Love (Writers), Lily Collins -hija del músico Phil Collins- protagoniza "The Mortal Instruments: City of Bones", nueva franquicia de cine juvenil que aspira a recoger el testigo de "The Twilight Saga" o "The Hunger Games".

En plena promoción de la primera entrega de la adaptación de la saga fantástica de Cassandra Clare, la actriz de 24 años se perfila como un talento emergente en Hollywood y no tiene reparos en escuchar los consejos paternos, que además de célebre músico, hizo sus "pinitos" como actor.

"Siempre me dice que no dé importancia a las críticas, porque por cada una buena probablemente encuentres dos malas, y hay películas que van dirigidas solo a un cierto público, así que hay gente que nunca va a responder como te gustaría", asegura en una entrevista con Efe en Madrid.

Dirigida por Harald Zwart (Karate Kid), The Mortal Instruments: City of Bones cuenta la historia de Clary, una adolescente neoyorquina aparentemente normal que, acompañada de su amigo Simon (Robert Sheehan), descubre su relación con el mundo de las "sombras".

En ese universo invisible, un grupo de guerreros, mitad ángeles mitad humanos, se dedican a combatir a los demonios que amenazan la existencia, entre los que se encuentra un extraño y atractivo Jace (Jamie Campbell Bower).

La diferencia con respecto a The Twilight, según Collins, es que esta saga, cuya versión literaria fue traducida a 36 idiomas y ha vendido 22 millones de copias, va dirigida a un público "algo mayor" y tiene "más elementos de humor".

"No es una película sobre vampiros y hombres lobo, sino sobre una chica que debe encontrar su propia voz en un mundo que ya existía y del que forma parte pero no lo sabe", explica.

Clary "no elige ser una cazadora de sombras", mientras la Bella de Crepúsculo sí quiere ser vampiro.

Además, precisa, esta "no es una saga romántica sino una fantasía urbana con acción", donde el papel femenino "no está definido en relación con los hombres", aunque sí hay un triángulo amoroso entre los protagonistas.

Lo más divertido del rodaje, dice, fueron las escenas de acción, que hizo ella misma casi en su totalidad, a pesar de tener una doble. Solo hay una secuencia, en la que Clary es lanzada contra una pared, que no le dejaron hacer "por razones obvias".

"Nunca me había imaginado como una heroína de acción, y me ha encantado ponerme en forma y entrenar con todos. Fue ahí donde surgió nuestra camaradería y, bueno, el amor, entrenando juntos", admite.

De hecho, durante el rodaje el año pasado, entabló una relación sentimental con Campbell, que han roto recientemente. Eso sí, la "camaradería" la mantienen, a juzgar por los guiños en los pasillos del hotel madrileño donde realizan las entrevistas.

Cuando Collins fue elegida para el papel de Clary, después de enviar "muchos correos electrónicos" y hacer "muchas llamadas", según ha reconocido, solo había interpretado un par de papeles menores para el cine.

Pero fue en ese momento cuando las cosas empezaron a cambiar y le ofrecieron también ser la Blancanieves de "Mirror, Mirror", junto a Julia Roberts.

"Fue increíble, cuando me lo dijeron me puse a llorar y a gritar, estaba tan feliz. Aprendí mucho viéndola en el set", apunta, aunque preguntada por sus referentes en la pantalla menciona a Meryl Streep, Natalie Portman o Kate Winslet.

En estos dos años también ha trabajado con Julianne Moore en The English Teacher y en el drama ligero e independiente de Josh Boone Stuck in Love (Writers), junto a Jennifer Connelly y Greg Kinnear.

Su buen momento en el cine la ha obligado a aparcar, de momento, los estudios de Periodismo. "Me gusta escribir y hacer preguntas. Y me encanta la fotografía, así que nunca digo nunca, pero actuar es mi gran pasión", afirma.