• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Libertador ya suena

El director de orquesta Gustavo Dudamel / Cortesía Prensa Libertador

El director de orquesta Gustavo Dudamel / Cortesía Prensa Libertador

Culminaron las sesiones de grabación de la banda sonora del filme que dirige Alberto Arvelo sobre Simón Bolívar. El autor fue el barquisimetano Gustavo Dudamel, que elevó su batuta en 6 extenuantes jornadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer, desde las 9:30 am hasta la noche, Gustavo Dudamel dirigió la última sesión de grabación correspondiente a la banda sonora de la película Libertador, que él mismo compuso. Rodeado por técnicos británicos y estadounidenses y acompañado por Alberto Arvelo, director del filme, registró la música que acompañará a las escenas.

Todavía a las 7:30 pm, el barquisimetano estaba en medias, trabajando en la percusión, afinando detalles que en el futuro serán matices en el hilo narrativo de la cinta. Desde las butacas de la sala Simón Bolívar, acondicionada completamente para la misión, lo veía José Antonio Abreu, que llegó escoltado por dos estrellas pop que llegaron de visita al Centro de Acción Social por la Música: el español Miguel Bosé y el colombiano Juanes.

“¡No damos más, maestro. Ya tenemos 10 horas trabajando!”, le decía Dudamel entre una toma y otra a Abreu, girando su silla para ver hacia el espacio que usualmente ocupa el público. “No sé a quién se le ocurrió componer esta tortura de música”, comentaba entre risas, sobre la obra de su autoría. A pesar del cansancio, el flautista Pedro Eustache y los instrumentistas de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar –la que identifican con la letra A y está integrada por los más experimentados– soltaban carcajadas.    

Libertador ya suena

 

Culminaron lassesiones de grabación de la banda sonora del filme que dirige Alberto Arvelosobre Simón Bolívar. El autor fue el barquisimetano Gustavo Dudamel, que elevósu batuta en 6 extenuantes jornadas

 

GERARDO GUARACHE OCQUE

gguarache@el-nacional.com

 

Ayer, desde las 9:30am hasta la noche, Gustavo Dudamel dirigió la última sesión de grabacióncorrespondiente a la banda sonora de la película Libertador, que él mismo compuso. Rodeado por técnicos británicos yestadounidenses y acompañado por Alberto Arvelo, director del filme, registróla música que acompañará a las escenas.

Todavía a las 7:30 pm,el barquisimetano estaba en medias, trabajando en la percusión, afinandodetalles que en el futuro serán matices en el hilo narrativo de la cinta. Desdelas butacas de la sala Simón Bolívar, acondicionada completamente para lamisión, lo veía José Antonio Abreu, que llegó escoltado por dos estrellas popque llegaron de visita al Centro de Acción Social por la Música: el español Miguel Boséy el colombiano Juanes.

“¡No damos más,maestro. Ya tenemos 10 horas trabajando!”, le decía Dudamel entre una toma yotra a Abreu, girando su silla para ver hacia el espacio que usualmente ocupael público. “No sé a quién se le ocurrió componer esta tortura de música”,comentaba entre risas, sobre la obra de su autoría. A pesar del cansancio, elflautista Pedro Eustache y los instrumentistas de la Orquesta SinfónicaSimón Bolívar –la que identifican con la letra A y está integrada por los másexperimentados– soltaban carcajadas.