• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Libertad para ser y amar exige la juventud

El Público | Foto: Williams Marrero

El Público | Foto: Williams Marrero

El público de Federico García Lorca es una de las obras que seleccionó el TET para celebrar sus cuatro décadas de trayectoria artística. La historia reta la falsa moral de la época

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los caballos y la revolución han destruido los planes del director de escena. Los espectadores piden su muerte. Se desplazan, se agitan y se detienen los actores de la obra entre melodías oníricas. Algo ha sucedido en el teatro: ya no hay espacio para la máscara. Esta confusión de parlamentos y personajes es la esencia de la pieza surrealista El público, escrita por Federico García Lorca. La historia se aleja de todo lo conocido como real para adentrarse en los deseos reprimidos de su autor y de su conciencia.
La obra, escrita en los años treinta, fue la que seleccionaron los alumnos del Taller de Formación e Investigación Actoral que dicta el Centro de Creación Artística TET como su montaje final. La presentación forma parte de las actividades organizadas con ocasión de los 40 años que cumple la compañía teatral, cuya celebración oficial será en 2013.
“Después de varias lecturas, los estudiantes decidieron interpretar esta obra porque para ellos aún está vigente. El público habla de la libertad en general dentro de una sociedad, de la homosexualidad, el lesbianismo, el amor... Cuando fue escrita, España atravesaba por una fuerte depresión, sobre todo desde el punto de vista moral”, señala Guillermo Díaz Yuma, director del TET, que junto con Ángel Ordaz están a cargo del montaje, que se estrena hoy en el Teatro Luis Peraza, en Valle Abajo.
“Hay que resistir porque hemos roto las puertas, hemos destrozado todo y nos hemos quedado con las cuatro paredes del drama”, afirma uno de los casi 40 personajes que son interpretados por 11 actores. La obra de Lorca juega con la alucinación y habla de un “teatro al aire libre” en oposición a un “teatro bajo la arena”, ese que él deseaba y defendía, uno en el que se juzgaban las falsedades y presentaba aquellas realidades vetadas por la moral y la política. Era la posibilidad de existir a pesar de querer lo distinto. Un planteamiento que los directores acompañan con videoartes abstractos, luces fuertes, el sonido del agua y mezcla de voces.

Cuatro décadas. El próximo año mantendrá ocupado a los 18 integrantes del TET, pues en el primer semestre reestrenarán 6 montajes. Y no serán sólo en el Luis Peraza, también quieren actuar en el Teatro Principal, en el César Rengifo de Petare y en Unearte. En los meses siguientes ofrecerán 2 piezas nuevas.
Las cuatro décadas de arte son para Díaz Yuma un acto heroico: “Hay cinco generaciones en el grupo. Es importante cuando una agrupación tiene más de cinco u ocho años en Venezuela, pues hasta ahora las compañías subsisten más por el esfuerzo de sus integrantes que por una política de Estado. Creo que este año el ministro Pedro Calzadilla ha avanzado, pero aún estamos en pañales. Nos falta mucho en comparación con Colombia o Argentina, por hablar de Latinoamérica”.
El director teatral considera importante la graduación de estudiantes en Unearte, porque profesionaliza el teatro: “Los jóvenes serán reconocidos tanto como un ingeniero o un médico. Creo que hay calidad y variedad de grupos en Venezuela. Existe desde el divertimento, que es lo que más hay, hasta las obras de temas más profundos sobre el conflicto humano. Pero, como siempre digo, lo importante es que el sector se fortalezca más”.

El público
Teatro Luis Peraza, Valle Abajo, Los Chaguaramos, al lado de la Basílica de San Pedro
Funciones: viernes y sábado, 7:00 pm; domingo, 6:00 pm
Entrada: 50 bolívares