• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Leopoldo Castillo: Me voy sin ninguna tristeza en mi alma

"Sé que la vida hará que nos crucemos nuevamente y yo les pueda decir: '¡Gracias por estar ahí, buenas noches y que descansen'", expresó "El ciudadano" al despedirse de su audiencia esta noche

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Leopoldo Castillo, conductor del programa Aló, ciudadano de Globovisión anunció esta noche su retiro. Comenzó el último espacio musicalizado con "My way" de Frank Sinatra e hizo un recorrido por la cabina de dirección: "Desde hace más de 12 años, éste se ha convertido en mi ambiente. Lo primero que hago es chequear el audio para RCR; antes fue CNB y que me la cerraron".

Recordó que Manuel Felipe Sierra fue su primer invitado. "Fue un escándalo, llamaron a Zuloaga y Ravell y ellos se las cuadraron conmigo. Fueron 12 años defendiendo esta casa llamada Globovisión; por aquí pasaron dirigentes, llamadas telefónicas, camarógrafos y compañeros de trabajo. Los errores son míos; los aciertos de mi equipo. Se podrá decir todo sobre mí; pero nadie dirá que los dejé guindando. He luchado y lo seguiré haciendo porque este país sea el mejor del mundo y porque la concordia, el diálogo y lo bueno de Venezuela salgan siempre a flote. Este país tiene cosas extraordinarias: un sentimiento y un saber perdonar", dijo.

"Creo que siempre respondí a mi olfato, a mi preparación. Esto para mí siempre ha sido un asunto muy serio y es el resultado de un grupo maravilloso de gente", afirmó y expresó que la emisora radial RCR no titubeó para acogerlo después del cierre de CNB. "No se le enfrió el guarapo para sacar el programa más polémico que durante 3 horas quiso llevarle el sentir del venezolano. Sí somos de combate y nos enfrentamos a los abusos del Gobierno. Teníamos que hacerlo porque el medio debe ser crítico; debe recoger la emoción, la esperanza, la ilusión de los que no tienen acceso. Aquí, en Aló, ciudadano usted tiene el derecho a expresarse", aseveró.

Castillo agradeció a todos sus invitados, colaboradores y equipo de trabajo: "Que mi herencia sea que usted sepa que los derechos se exigen, se reclaman; y los deberes se cumplen. El medio debe ser el palpitar de un pueblo y Globovisión nació para triunfar. Hay algunos altos en el camino; pero la herencia pesa mucho y la de este canal es el compromiso con un pueblo".

"Me voy sin ninguna tristeza en mi alma, y sin ningún sabor amargo en mi boca. Sé que la vida hará que nos crucemos nuevamente y yo les pueda decir: '¡Gracias por estar ahí, buenas noches y que descansen'", finalizó.