• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Leopoldo Castilla, el poeta que viaja para inspirarse

Leopoldo Castilla | Foto: Manuel Sardá

Leopoldo Castilla | Foto: Manuel Sardá

El autor argentino recibirá mañana el Premio Internacional de Poesía Víctor Valera Mora. “La confrontación es estéril. En este país tiene que haber diálogo en paz”, dice

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La obra del argentino Leopoldo Castilla está inspirada fundamentalmente en sus experiencias de viaje, sobre todo las vivencias en lugares recónditos. Uno de esos libros, Gong (Canto al Asia), le valió este año el Premio Internacional de Poesía Víctor Valera Mora en su quinta edición, un reconocimiento que recibirá mañana en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos.

El texto laureado es producto de cuatro travesías realizadas a países de ese continente. Recuerda con especial agrado su estadía en aldeas de Mongolia, por ejemplo. Cuenta que algunos encuentros ocurrieron cuando fue titiritero en pequeños pueblos donde los niños apenas tenían para comer. El idioma no era impedimento para relacionarse y menos aún cuando el medio que empleaba para hacerlo eran los personajes que recreaba con los muñecos.

Aunque nació en Salta, provincia de Argentina que está ubicada en la cordillera de los Andes, dice que le gusta más la selva que la montaña. Lo motiva a escribir la necesidad de dejar testimonio de esos lugares que considera increíbles, antes de que desaparezcan a causa de lo que él llama la estupidez humana. “Estos libros quieren modestamente hacer memoria antes de que todo se vaya a la entropía”, dijo en rueda de prensa el escritor nacido en 1947.

En 2012 dejó constancia de su paso por el Amazonas en Guarán, título que a la vez le sirvió para denunciar los delitos contra la flora y la fauna que ahí ocurren. Hizo varios viajes, uno de ellos desde el Orinoco hasta Bolivia.

El galardón, que otorga el Estado venezolano, incluye 100.000 dólares que el autor piensa invertir en una sola cosa: más viajes. Le preguntaron si tenía pensado donarlos a alguna fundación relacionada con los temas que le preocupan, pero respondió que no.

“Acabo de llegar de Nueva Zelanda. Ahora vuelvo a Oceanía para un viaje por varias islas. Todavía no sé cuáles. Tengo que ver cómo me organizo. También quisiera ir a los países árabes, que están muy mal, donde hay mucho dolor, a ver qué escribo”, detalló el poeta argentino.

Durante la dictadura en su país, Castilla estuvo exiliado en España. Ahora vive en Buenos Aires. Afirma que su mensaje a la juventud que no vivió la violencia de su generación es que disfruten la libertad que tienen.

Cuando se le pregunta cómo transmitir esa idea en una nación como Venezuela, donde la cifra de emigración en la última década va en aumento, responde: “Los gobiernos progresistas están pagando una enorme deuda social. Si esto no es perfecto, porque todo proceso tiene sus errores, lo que hay que hacer es trabajar juntos para una alternancia en el poder, que tiene que haber. La confrontación es estéril. En este país tiene que haber diálogo en paz”.

Gong (Canto al Asia) se consigue en una edición realizada por el Celarg que solo incluye los textos de Castilla y cuesta 50 bolívares. La versión original, publicada por La Letra Impar, también tiene fotos de los viajes y dibujos del poeta.