• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Leer a los escritores actuales dará vida a América Latina

Más allá de la discusión sobre las generaciones, un grupo de autores se distingue en las móviles fronteras de la literatura en castellano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De forma paralela a la proliferación en la última década de concursos y listas que intentan definir qué es la nueva narrativa latinoamericana, en los términos de los temas que le preocupan y de los estilos que la pueblan se puede articular grosso modo una lista de las voces en la coral que los periodistas quieren etiquetar como la nueva narrativa latinoamericana. A ese interés, por ejemplo, han respondido certámenes de escritores como el conocido como Bogotá 39, la clasificación de la revista Granta en Español y el anuncio de los 25 Secretos Mejor Guardados.

La primera clasificación es una lista de 39 escritores jóvenes provenientes de 17 países de Latinoamérica presentada en el año 2007 en la Feria del Libro de Bogotá. La segunda corresponde a la edición en castellano de la revista británica Granta, que en 2010 publicó un número especial con los autores de habla hispana, de 35 años de edad o menos, más representativos de su generación. La tercera lista, la de los 25 Secretos Mejor Guardados, fue una iniciativa de la XXV Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en la que se dieron a conocer escritores emergentes u oscuros de la región.

Pocos se sorprenderán al ver que entre los nombres de la primera lista y los de la segunda hay muchas coincidencias y que de la tercera la mayoría de los venezolanos desconoce el libro de cuentos de Ricardo Ramírez Bachrich editado en 2011 por Lugar Común, Las guerras íntimas. Quizá ese era el objetivo de las listas que pretendían delimitar generaciones: decir que siempre son los mismos aunque, a veces, hay desconocidos, y que en el terreno de la literatura es difícil diagnosticar a quiénes debe el lector tomar en cuenta.

En la FIL Guadalajara 2012 se organizó un ciclo llamado Latinoamérica Viva que reunió a 35 autores de 12 países para que propusieran formas de descifrar la región a partir de sus temas, estilos literarios y relación con el boom, así como con las editoriales españolas. Aunque en algunas de las jornadas era más difícil determinar las coincidencias entre los escritores, o siquiera la visión que tienen de sus literaturas nacionales o del continente, la actividad permitió establecer a qué narradores hay que seguir de cerca y, cómo no, desenmascaró a los que deberían permanecer ocultos.

El grupo de autores que se ofrece acá es una breve aproximación al currículum de algunos escritores de la región convocados para Latinoamérica Viva, con excepción de los venezolanos, sobre quienes se han escrito muchas páginas en este diario relacionadas con su participación en la FIL. No hay pretensiones de apuntar a una generación, porque todos nacieron en épocas distintas, ni de convertir la lista en canon; apenas de hacer recomendaciones de lectura.