• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Kidman dice sí a escenas de sexo

Nicole Kidman / REUTERS

Nicole Kidman / REUTERS

En The paperboy, Nicole interpretó secuencias sensuales y violentas pero se negó a decir un parlamento racista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nicole Kidman apareció en el teatro Walter Reade de Nueva York junto al director Lee Daniels y el actor David Olyelowo para hablar de la película The paperboy tras su presentación en el Festival de Cine de Nueva York. Con su papel de Charlotte Bless, Nicole interpreta a uno de los personajes más extremos de su carrera: una mujer dañada, amante de un hombre que está en prisión por haber sido acusado de asesinato y altamente sexual.

Para la ganadora de un Oscar, interpretar a esta compleja mujer fue gratificante pues la llevó a experimentar nuevas emociones y a empujar todos sus límites. “Tengo 45 años y puedo decir que he trabajado con muchos directores distintos, he estado en muchos lugares y he experimentado muchas cosas”, dijo la actriz.

Kidman agregó: “Así que en esta ocasión quise empujarme y estar en lugares en los que nunca había estado y sentirme incómoda; quería irme a casa por las noches y sentirme incomodada, retada, emocionada.

“Es muy difícil encontrar este tipo de personajes y personas que quieren hacerlos. Algunas veces funciona y otras no pero a estas alturas de mi vida no me permito asustarme de nada ni salir corriendo desesperada de un proyecto, pues las próximas décadas de mi vida me veo empujando mis límites y experimentando cosas distintas de las que he hecho hasta ahora”.

Nicole explica que filmó a pesar de que contaban con muy poco presupuesto

“No quise decir que no a nada. Ser una actriz significa aprender a no cerrarte ni negarte a nada. Cuanto más creces más miedo te da hacer cosas arriesgadas, especialmente en este momento en el que envejecer es tan complicado. Yo quise dejar todo eso detrás y lanzarme con todo, me sentí completamente libre de ataduras para hacerlo”, dijo Kidman.

En The paperboy, Nicole tiene escenas de alto voltaje sexual, algunas de ellas muy extremas.

“Tuve que encontrar la sexualidad de Charlotte porque cada personaje tiene lo suyo y el director tiene que ayudarte. Lee me ayudó a liberarme y explorar la sexualidad de mi personaje. Aprendí a dejarme llevar y a sentir sin intelectualizarlo porque tenía que interpretar a una mujer muy visceral”, explicó la actriz.

Para Kidman, su misión como actriz es lograr llenar la visión que el director tiene de una historia sin cuestionarla. Y, aunque no se negó a hacer escenas de masturbación, sexo violento y secuencias poco favorecedoras durante todo el rodaje, hubo sólo una cosa a la que se negó y fue a referirse a un personaje de forma racista por ser de color.

El director, Lee Daniels, contó: “Cuando le pedí a Nicole que le dijera al personaje de David ‘negro’, se negó por completo. Fue lo único que no pude negociar con ella”.

Nicole lo confirmó: “Simplemente sentía que no era correcto para el personaje. Además, tengo un hijo que es afroamericano y es algo que no sentía adecuado hacer”