• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Katniss Everdeen llega para despedirse

Solo en el cabello de Jennifer Lawrence se invirtieron 30.000 dólares | Foto Cortesía

Solo en el cabello de Jennifer Lawrence se invirtieron 30.000 dólares | Foto Cortesía

La película, que hasta ahora ha recaudado más de 2,2 millardos de dólares, es protagonizada por Jennifer Lawrence 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hoy se estrena el final de la saga de Los juegos del hambre, con la proyección en el país de la última cinta Sinsajo, el final. En esta parte, Katniss Everdeen, líder de la rebelión, intentará llevar la guerra a Panem. Los fanáticos verán al elenco –que incluye a Jennifer Lawrence, Liam Hemsworth, Julianne Moore, Josh Hutcherson y Woody Harrelson– reunido por última vez. Sin haberse estrenado en Latinoamérica, la recaudación de la franquicia ya supera los 2,2 millardos de dólares.

Desde su inicio en 2012, Los juegos del hambre fue una franquicia cinematográfica exitosa. La popularidad de los libros escritos por Suzanne Collins, en los que se basan las películas, dio una pista a la productora Lionsgate que adquirió los derechos por 1 millón de dólares. La venta de los libros, que han sido traducidos a 51 idiomas, aumentó en 210% luego del estreno de la primera película.

Los números de Los juegos del hambre no son pequeños. Los filmes ocupan el puesto 16º entre los más exitosos en la historia del cine, detrás de Harry Potter y James Bond. La primera cinta ganó un poco más de 700 millones de dólares y el salario de su protagonista, la ganadora del Oscar Jennifer Lawrence, fue de 500.000 dólares.

Las ganancias ponderadas de la actriz por su participación en las 4 películas fueron de 26 millones de dólares. Lawrence, quien lucha en contra de la discriminación salarial en Hollywood, fue la actriz mejor pagada de 2015 con 52 millones de dólares, de acuerdo con la revista Forbes.

Pero los salarios no son las únicas cifras grandes de esta saga. En las cintas hay datos que dan cuenta de la superproducción: se usaron 450 pelucas en el set de la primera entrega, se diseñaron alrededor de 2.000 trajes para cada cinta, se contrataron 1.746 extras para los 75 tributos y 35 maquilladores trabajaron a tiempo completo durante las filmaciones.

Solo en el cabello de Lawrence se invirtieron 30.000 dólares. La actriz no quería cambiar su color natural y la producción tuvo que alquilar 5 pelucas en varios matices de caoba para determinar el tono adecuado.

Sinsajo, el final contó con un presupuesto de 125 millones de dólares. Su predecesora –que costó lo mismo– recaudó más de 800 millones de dólares. Además, esta será la última película en la que se verá a Phillip Seymour Hoffman, quien falleció en 2014.

Los juegos del hambre: Sinsajo, el final
Cines Unidos y Cinex