• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Justin Bieber: estrella musical en caída libre

Justin Bieber vive involucrado de escándalo a escándalo / EFE

Justin Bieber vive involucrado de escándalo a escándalo / EFE

¿Pueden las personas cercanas al ídolo juvenil salvarlo de un desastre mayor? Si es así, la pregunta es ¿cómo?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Justin Bieber es el último en una larga lista de problemáticos niños estrella que se descarrilan en su paseo por la fama y la riqueza. La pregunta es: ¿pueden las personas de su entorno salvarlo de un desastre mayor? Y si es así, ¿cómo? ¿Un centro de rehabilitación obrará el milagro? ¿O será necesaria una amorosa y dura intervención de parte de sus promotores o de su familia?

Habrá que ver si las últimas escaramuzas con la justicia escarmientan al robacorazones canadiense de 19 años de edad. “Si yo fuera su manager, estaría tentado de enviar a Justin a su habitación por tres meses”, dijo el profesor de cultura pop Robert Thompson.

Aquellos que siguen de cerca las travesuras de Bieber, una estrella global con 49 millones de seguidores en Twitter, no se sorprenden de que su arresto en Miami Beach y su inculpación por agresión en Toronto —por dos incidentes diferentes— hayan sucedido con apenas una semana de diferencia.

La prensa del espectáculo, liderada por el sitio de las celebridades TMZ, ha registrado desde hace meses los encuentros del joven con la policía y sus altercados con los vecinos de la mansión donde vive en Calabasas, en el noroeste de Los Ángeles.

El cantante también se metió en problemas con las autoridades de Australia y de Brasil por pintar grafitis. Su pasó por Colombia también generó un escándalo. Y en Argentina, un fotógrafo lo demandó por agresión y fue denunciado por ultraje a la bandera nacional.

Pero, a diferencia de otros conflictivas estrellas infantiles, Bieber podría, en teoría, ser expulsado de Estados Unidos, donde hizo su carrera. Una petición a la Casa Blanca, que aboga por la deportación del cantante de “Baby”, superó el jueves las 200.000 firmas, el doble de las necesarias para que la Presidencia responda oficialmente al caso.