• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Justin Bieber termina abruptamente concierto en Brasil tras ser golpeado por un objeto del público

El ídolo juvenil se retiró del escenario antes de tiempo, visiblemente molesto por el impacto que recibió en su mano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El concierto que ofreció anoche Justin Bieber en Sao Paulo terminó antes de tiempo y de forma abrupta, luego de que el músico canadiense se retirara del escenario molesto porque alguien le lanzó un objeto desde el público y le golpeó la mano.

Bieber abandonó el escenario del centro de eventos de Anhembi minutos antes de terminar el espectáculo y no regresó para cantar junto a sus admiradoras su éxito más esperado, "Baby".

Las cerca de 35 mil fanáticas gritaron reiteradamente "Baby, baby", para que el ídolo juvenil regresara a entonar esa canción. Uno de sus músicos llegó a levantar el micrófono, lo que hizo que el público viera una luz de esperanza que duró segundos.

Tras recibir el golpe del objeto en la mano, se presume que un vaso de plástico, y dejar caer el micrófono, el canadiense dio la espalda a la platea, visiblemente molesto, y desapareció por el fondo del escenario, truncando de esa forma lo que sería el clímax del recital, durante el cual repasó su repertorio haciendo playback en la gran mayoría de las canciones.

La presentación comenzó con más de una hora de retraso, por lo que cuando el músico subió al escenario, el público ya comenzaba a dar muestras de impaciencia, las cuales se esfumaron cuando se escucharon las primeras notas de "All Around The World" y Bieber pidió a sus admiradoras "hacer mucho desorden" y les preguntó si estaban "preparadas para una aventura".

Durante la presentación de "One Less Lonely Girl", Bieber cumplió el sueño de una aficionada, a quien invitó a subir al escenario para cantar junto a él.

La histeria se apoderó de la platea cuando comenzaron a sonar los acordes de "As Long As You Love Me", momento en que el joven de 19 años entró en el escenario sin camisa.

Una docena de bailarines acompañaron a Bieber, que se presentó sobre un gigantesco escenario de 24 metros de largo, al que se le incorporó una enorme pasarela para que el cantante pudiera estar más cerca de su legión de fans, que no pararon de gritar ni por un segundo.