• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Jóvenes coralistas venezolanos se ganaron la admiración de los neoyorquinos

Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela / FundaMusical Simón Bolívar

Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela / FundaMusical Simón Bolívar

Voces nacionales impactaron con su interpretación de la Misa Brevis de Kodaly, conjuntamente con la Compañía de Danza José Limón. A sala llena, en el Alice Tully Hall, la audiencia reconoció el alto nivel técnico del coro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El día lunes 17 en la noche, la Compañía de Danza José Limón y el Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela, se presentaron en la sala Alice Tully del Lincoln Center de Nueva York, donde cantantes, bailarines y público en general se sumergieron en un aura de esperanza gracias a la oración que contiene la Misa Brevis del compositor húngaro Zoltan  Kodaly.

En 1957, el bailarín y coreógrafo mexicano José Limón, creó la obra. 55 años después, la pieza se mostró renovada e intacta en uno de sus mensajes centrales: con fe, el hombre siempre tiene que intentar, para sobrevivir a las más grandes tragedias. Y ese fue el discurso, cantado bajo la dirección de Lourdes Sánchez y con la participación del organista Vicent Heitzer, por la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar, que logró que el público neoyorquino se pusiera de pie para ofrecerles aplausos en su debut en Estados Unidos. 

“Desde que escuchamos el primer canto del Coro Simón Bolívar todos los bailarines quedamos paralizados. La Misa Brevis ha sido bailada infinidad de veces por nosotros, pero algo diferente pasó esta noche, algo sorpresivo. El canto tan hermoso y profesional de estos muchachos se nos metió por los huesos, nos estremeció, muchos de mis bailarines lloraron mientras bailaban y, definitivamente, estos muchachos han aportado algo nuevo a esta pieza. Es una bendición para nosotros”, expresó Carla Maxwell, directora artística de la Compañía y quien es una de las más connotadas coreógrafas y maestras de la danza contemporánea de todo el mundo con más de 45 años de labor.

Venezuela cantando alto

En la primera parte del programa, bajo la dirección de la profesora y cantante Lourdes Sánchez, y de Juan Gorrín, como director asistente, los coralistas consiguieron sus primeros aplausos con un repertorio de música sacra.

Posteriormente, con chaquetas tricolores interpretaron ritmos patrios de Antonio Estévez, Moisés Moleiro, Antonio Lauro, Simón Díaz, Luis Laguna y otros. Un cuatro, una flauta, un tambor y una maracas acompañaron a las interpretaciones, entre las cuales impactó El Gabán, de Rafael Suárez, y su solista Cristo Vassilaco.
Los elogios fueron inmediatos. El cantautor panameño Rubén Blades dijo: “mi capacidad de asombro con los tesoros que tiene El Sistema no cesa. No bien acabo de vivir el enorme éxito de Maestra Vida, con Dudamel y la Sinfónica Simón Bolívar, cuando ahora descubro aquí en Nueva York, que tienen este excelente Coro. Es demasiado”.

El diseñador de modas venezolano, Ángel Sánchez, también estaba desbordado de emoción por el éxito de los músicos. “El nivel que sentí esta noche aquí en el Lincoln Center es número uno; es una agrupación vocal que en cualquier escenario del mundo donde se plante, demostrará su altísimo nivel profesional y su madurez, cosa que parece increíble cuando uno los ve tan jóvenes”.

El Embajador de Venezuela ante la ONU, doctor Jorge Valero, exclamó: “es que ya no sólo nuestras orquestas del Sistema tienen éxito internacional, ahora vamos a comenzar a recorrer el mundo con este Coro Juvenil Simón Bolívar, cuya actuación además este martes en las Naciones Unidas, es nuestra magnífica contribución a la instalación de la Asamblea General”.

Hoy miércoles los coralistas venezolanos están viajando a Washington, para actuar el jueves 20 de septiembre en el Teatro Eisenhower del Kennedy Center. El viernes 21 se despedirán con un concierto en la sala “Enrique Iglesias”, en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo –BID.

Esta segunda gira internacional de la agrupación coral líder del Sistema Nacional de Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, de la Fundación Musical Simón Bolívar, contó con el patrocinio de CITGO y de Venezuela Sounds Foundation. Asimismo, es una programación que se realiza en el marco de “2012: El Sistema por la Paz”, en alianza con las Naciones Unidas, el PNUD y la UNICEF, organizaciones con las que El Sistema mantiene una cooperación permanente.

El día lunes 17 en lanoche, la Compañía de Danza José Limón y el Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar deVenezuela, se presentaron en la sala Alice Tully del Lincoln Center de NuevaYork, donde cantantes, bailarines y público en general se sumergieron en unaura de esperanza gracias a la oración que contiene la Misa Brevis delcompositor húngaro Zoltan  Kodaly.

 

En 1957, el bailaríny coreógrafo mexicano José Limón, creó la obra. 55 años después, la pieza semostró renovada e intacta en uno de sus mensajes centrales: con fe, el hombresiempre tiene que intentar, para sobrevivir a las más grandes tragedias. Y esefue el discurso, cantado -bajo la dirección de Lourdes Sánchez y con laparticipación del organista Vicent Heitzer-, por la Coral NacionalJuvenil Simón Bolívar, que logró que el público neoyorkino se pusiera de pie paraofrecerles aplausos en su debut en Estados Unidos. 

 

“Desde queescuchamos el primer canto del Coro Simón Bolívar todos los bailarines quedamosparalizados. La Misa Brevis ha sidobailada infinidad de veces por nosotros, pero algo diferente pasó esta noche,algo sorpresivo. El canto tan hermoso y profesional de estos muchachos se nosmetió por los huesos, nos estremeció, muchos de mis bailarines lloraronmientras bailaban y, definitivamente, estos muchachos han aportado algo nuevo aesta pieza. Es una bendición para nosotros”, expresó Carla Maxwell, directoraartística de la Compañíay quien es una de las más connotadas coreógrafas y maestras de la danzacontemporánea de todo el mundo con más de 45 años de labor.

 

Venezuela cantando alto

 

En la primera partedel programa, bajo la dirección de la profesora y cantante Lourdes Sánchez, yde Juan Gorrín, como director asistente, los coralistas consiguieron susprimeros aplausos con un repertorio de música sacra.

 

Posteriormente, conchaquetas tricolores interpretaron ritmos patrios de Antonio Estévez, MoisésMoleiro, Antonio Lauro, Simón Díaz, Luis Laguna y otros. Un cuatro, una flauta,un tambor y una maracas acompañaron a las interpretaciones, entre las cualesimpactó El Gabán, de Rafael Suárez, ysu solista Cristo Vassilaco.

Los elogios fueroninmediatos. El cantautor panameño Rubén Blades dijo: “mi capacidad de asombrocon los tesoros que tiene El Sistema no cesa. No bien acabo de vivir el enormeéxito de Maestra Vida, con Dudamel yla Sinfónica Simón Bolívar, cuando ahora descubro aquí en Nueva York, quetienen este excelente Coro. Es demasiado”.

 

El diseñador demodas venezolano, Ángel Sánchez, también estaba desbordado de emoción por eléxito de los músicos. “El nivel que sentí esta noche aquí en el Lincoln Centeres número uno; es una agrupación vocal que en cualquier escenario del mundodonde se plante, demostrará su altísimo nivel profesional y su madurez, cosaque parece increíble cuando uno los ve tan jóvenes”.

 

El Embajador deVenezuela ante la ONU,doctor Jorge Valero, exclamó: “es que ya no sólo nuestras orquestas del Sistematienen éxito internacional, ahora vamos a comenzar a recorrer el mundo con esteCoro Juvenil Simón Bolívar, cuya actuación además este martes en las NacionesUnidas, es nuestra magnífica contribución a la instalación de la AsambleaGeneral”.

 

Hoy miércoles loscoralistas venezolanos están viajando a Washington, para actuar el jueves 20 deseptiembre en el Teatro Eisenhower del Kennedy Center. El viernes 21 sedespedirán con un concierto en la sala “Enrique Iglesias”, en la sede del BancoInteramericano de Desarrollo –BID.

El día lunes 17 en la noche, la Compañía de Danza José Limón y el Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela, se presentaron en la sala Alice Tully del Lincoln Center de Nueva York, donde cantantes, bailarines y público en general se sumergieron en un aura de esperanza gracias a la oración que contiene la Misa Brevis del compositor húngaro Zoltan  Kodaly.

En 1957, el bailarín y coreógrafo mexicano José Limón, creó la obra. 55 años después, la pieza se mostró renovada e intacta en uno de sus mensajes centrales: con fe, el hombre siempre tiene que intentar, para sobrevivir a las más grandes tragedias. Y ese fue el discurso, cantado -bajo la dirección de Lourdes Sánchez y con la participación del organista Vicent Heitzer-, por la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar, que logró que el público neoyorkino se pusiera de pie para ofrecerles aplausos en su debut en Estados Unidos.  

“Desde que escuchamos el primer canto del Coro Simón Bolívar todos los bailarines quedamos paralizados. La Misa Brevis ha sido bailada infinidad de veces por nosotros, pero algo diferente pasó esta noche, algo sorpresivo. El canto tan hermoso y profesional de estos muchachos se nos metió por los huesos, nos estremeció, muchos de mis bailarines lloraron mientras bailaban y, definitivamente, estos muchachos han aportado algo nuevo a esta pieza. Es una bendición para nosotros”, expresó Carla Maxwell, directora artística de la Compañía y quien es una de las más connotadas coreógrafas y maestras de la danza contemporánea de todo el mundo con más de 45 años de labor.

Venezuela cantando alto

En la primera parte del programa, bajo la dirección de la profesora y cantante Lourdes Sánchez, y de Juan Gorrín, como director asistente, los coralistas consiguieron sus primeros aplausos con un repertorio de música sacra.

Posteriormente, con chaquetas tricolores interpretaron ritmos patrios de Antonio Estévez, Moisés Moleiro, Antonio Lauro, Simón Díaz, Luis Laguna y otros. Un cuatro, una flauta, un tambor y una maracas acompañaron a las interpretaciones, entre las cuales impactó El Gabán, de Rafael Suárez, y su solista Cristo Vassilaco.
Los elogios fueron inmediatos. El cantautor panameño Rubén Blades dijo: “mi capacidad de asombro con los tesoros que tiene El Sistema no cesa. No bien acabo de vivir el enorme éxito de Maestra Vida, con Dudamel y la Sinfónica Simón Bolívar, cuando ahora descubro aquí en Nueva York, que tienen este excelente Coro. Es demasiado”.

El diseñador de modas venezolano, Ángel Sánchez, también estaba desbordado de emoción por el éxito de los músicos. “El nivel que sentí esta noche aquí en el Lincoln Center es número uno; es una agrupación vocal que en cualquier escenario del mundo donde se plante, demostrará su altísimo nivel profesional y su madurez, cosa que parece increíble cuando uno los ve tan jóvenes”.

El Embajador de Venezuela ante la ONU, doctor Jorge Valero, exclamó: “es que ya no sólo nuestras orquestas del Sistema tienen éxito internacional, ahora vamos a comenzar a recorrer el mundo con este Coro Juvenil Simón Bolívar, cuya actuación además este martes en las Naciones Unidas, es nuestra magnífica contribución a la instalación de la Asamblea General”.

Hoy miércoles los coralistas venezolanos están viajando a Washington, para actuar el jueves 20 de septiembre en el Teatro Eisenhower del Kennedy Center. El viernes 21 se despedirán con un concierto en la sala “Enrique Iglesias”, en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo –BID.

Esta segunda gira internacional de la agrupación coral líder del Sistema Nacional de Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, de la Fundación Musical Simón Bolívar, contó con el patrocinio de CITGO y de Venezuela Sounds Foundation. Asimismo, es una programación que se realiza en el marco de “2012: El Sistema por la Paz”, en alianza con las Naciones Unidas, el PNUD y la UNICEF, organizaciones con las que El Sistema mantiene una cooperación permanente.

 

Esta segunda girainternacional de la agrupación coral líder del Sistema Nacional de CorosJuveniles e Infantiles de Venezuela, de la Fundación Musical Simón Bolívar, contócon el patrocinio de CITGO y de Venezuela Sounds Foundation. Asimismo, es unaprogramación que se realiza en el marco de “2012: El Sistema por la Paz”, en alianza con lasNaciones Unidas, el PNUD y la UNICEF, organizaciones con las que El Sistema mantiene unacooperación permanente.